in

A Carlos Alexis lo mataron por un celular

La noche del 11 de agosto al joven de 19 años no solo le robaron el teléfono, le arrebataron la vida, su deseo de superarse y de ayudar a su familia.

Tuxtla Gutiérrez.- Familiares y amigos de Calor Alexis Pérez González, joven de 19 años asesinado el pasado 11 de agosto en el municipio Chiapa de Corzo, realizaron la mañana de este viernes una marcha en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez para exigir justicia.

Vestidos de blanco y con pancartas con la leyenda #JusticiaParaCarlos los familiares y amigos del habitante de la colonia Plan Chiapas salieron de la Diana Cazadora con rumbo al Parque Central de la capital chiapaneca, en donde exigieron a las autoridades acciones para que el homicidio no quede impune.

Fue el 11 de agosto, alrededor de la 9:00 de la noche, en un camino de terracería donde Carlos Alexis fue asaltado y asesinado a causa de dos balazos en el pecho; el joven acaba de terminar su jornada laboral en un Oxxo, ubicado en el Fraccionamiento Jardines del Grijalva de Chiapa de Corzo.

“Mataron injustamente a mi hijo, él no se metía con nadie, por eso queremos y exigimos justicia. Mi hijo trabajaba en el Oxxo, quería estudiar y estaba contento porque ya iba a hacerlo, él siempre que no me desesperara porque íbamos a salir de pobres, que iba a sacar adelante a la familia, él no merecía morir así”, dijo la madre del joven de 19 años María Guadalupe González Coutiño.

Según la madre de Carlos Alexis, las autoridades le dieron esta semana “una pista”, y aunque asegura que sí están siguiendo el caso no parará hasta que los responsables del asesinato de su hijo paguen.

“Nos dijeron que fue un asalto, y esto no puede seguir pasando porque a cada rato matan a jóvenes. Lo único de valor que llevaba mi hijo era un celular y eso fue lo único que se llevaron, nosotros queremos justicia”, lamentó.

En tanto, el padre del joven Juan Carlos Pérez Juárez, aseguró que “hay avances en la investigación”, por lo que tienen “esperanzas de que den con los asesinos”, sin embargo hizo un llamado a la ciudadanía para exigir más seguridad en todo el estado.

A Carlos Alexis no solo le arrebataron la vida, le robaron la oportunidad de cumplir su sueño de terminar una licenciatura seguir apoyando a sus padres y a sus tres hermanos menores de edad, quienes hoy lloran su pérdida.