in

Que se garantice vida y seguridad en Aldama y Chenalhó: CNDH

El organismo exigió la irrestricta aplicación de la ley y la observancia plena del Estado de Derecho en los municipios en conflicto.

Tuxtla Gutiérrez.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió Medidas Cautelares al Gobierno de Chiapas para que garantice los “derechos fundamentales a la vida, integridad personal, patrimonio”, así como “seguridad individual y colectiva” a los habitantes de los municipios de Aldama y Chenalhó.

La CNDH exigió “la irrestricta aplicación de la ley y la observancia plena del Estado de Derecho” en Aldama y Chenalhó; además instó a “privilegiar el diálogo y la concertación que permitan los consensos necesarios para garantizar la paz y estabilidad social”.

El organismo recordó que esta medida es a raíz de los hechos ocurridos el 11, 12 y 13 de agosto en los cuales habitantes de Aldama denunciaron agresiones con disparos de arma de fuego de alto calibre, provenientes de las zonas limítrofes con el municipio de Chenalhó.

“Conforme al artículo 1º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, todas las autoridades, sin excepción y en cualquier orden de gobierno, en el ámbito de sus respectivas competencias, tienen el deber jurídico de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos; además de que el Estado tiene la obligación de proporcionar seguridad a las personas”, subrayó la CNDH.

A fin de  exigir justicia por los ataques sufridos este miércoles, pobladores del ejido Santa Martha del municipio de Chenalhó llevaron hasta el Palacio del Gobierno de Chiapas, un féretro con el cuerpo de Javier Jiménez Sántiz, víctima de los disparos entre ambas localidades del día martes.

Los habitantes de la comunidad Santa Martha, Chenalhó mantienen con  sus vecinos de Aldama, un conflicto de límites desde hace 45 años y que ha dejado decenas de muertos y miles de desplazados.