Publicidad...

La Secretaría de Educación de Chiapas, que dirige Rosa Aidé Domínguez, enfrenta de nuevo una controversia, ahora por haber violado los derechos del personal docente de la Escuela Secundaria Juana de Asbaje, donde el 7 de octubre se presentó el caso de 72 alumnos intoxicados.

Sin ni siquiera notificarles, les cambiaron de turno del vespertino al matutino, a pesar de que cuentan con un nombramiento y por ello hicieron extensivo su descontento.

Y es que luego de un mes de los hechos que le dieron la vuelta a México, la intoxicación masiva de 72 niñas y niños, padres y madres de familia decidieron que no regresarían a clases hasta que les informaran qué fue lo que pasó.

Por cierto a un mes del hecho, la autoridad federal les ha negado que se trate de droga, como lo confirmó un laboratorio privado en pruebas positivas de cocaína.

Entre las condiciones para regresar a clases, estaba la renovación de la plantilla docente y cambiar el turno de vespertino a matutino; no obstante la Secretaría de Educación actuó de manera unilateral.

Este lunes 7 de noviembre se reanudaron las labores, sin embargo una parte de la plantilla de docentes se inconformó y no asistió.

 

Publicidad..

Deja un comentario