Rubí Zúñiga

 

Tuxtla Gutiérrez.- El 50 por ciento de los animales rescatados en decomisos pierden la vida, aseguró el coordinador estatal para el mejoramiento del Zoológico Miguel Álvarez del Toro (ZooMAT), Joe Miceli Hernández.

“Calculamos que de los animales rescatados en decomisos solo sigue con vida el 50 por ciento, y de ese porcentaje solo el 70 por ciento tiene factibilidad de regresar a su hábitat”, indicó.

El especialista agregó que los mamíferos decomisados suelen padecer miopatía por estrés, pues “liberan tantas sustancias que eso les dañan los músculos y uno de esos es el corazón”, por lo que terminan “sufriendo un paro cardiaco”.

 

“Sufren estrés por la separación, el cambio en la dieta porque la gente no sabe qué darles de comer, por ejemplo muchos pueden padecen miopatía por estrés hasta 30 días después de la captura”.

Joe Miceli dijo que las zonas de Chiapas en donde hay más trafico de animales son: Norte, Costa y Centro, específicamente en el municipio de Ocozocoautla.

Las especies que más se trafican en Chiapas son: loros, monos, mapaches, tigrillos, tortugas, serpientes, martuchas, ocelotes, guacamayas, tucanes.

“Cuando uno se entera cómo consiguen un bebé de mono la verdad duele mucho porque un cazador tiene que matar a la mamá del ejemplar y de inmediata de tres a cinco monos se acercan a la cría para protegerlos, así que los traficantes también matan a esos monos”, lamentó el coordinador estatal para el mejoramiento del ZooMAT.

 

Joe Miceli hizo un llamado a la ciudadanía a dejar de adquirir animales silvestres pues generan más trafico, lo que ha generado que al menos en el ZooMAT tengan “poca capacidad” para resguardarlos durante los procesos judiciales.

“En este momento tenemos poca capacidad pero ya estamos haciendo gestiones con las autoridades para que nos permita tener más agilidad de movimiento con estos animales. Acá se reciben, se atienden, pero lamentablemente no todos pueden vivir porque ya llegan muy afectados”.

Lamentó que por los procesos judiciales “los animales decomisados tengan que estar por mucho tiempo fuera de su hábitat”, de hecho hay casos en los que “los delincuentes ya están libres y las especies aún siguen aseguradas”.

“El llamado es a la ciudadanía, si hacemos conciencia y no compramos estos animalejos vamos a ayudar mucho. Hace poco se decomisó un buen número de loros y como acá en ZooMAT no teníamos espacio se mandaron a una Unidad de Manejo de Vida Silvestre (UMA), pero lamentablemente se murió el 70 por ciento porque la mayoría era adultos, además que traían afectaciones en las alas”, finalizó.

More

Deja un comentario