“Quema caucho y no tu alma”

Siento el corazón acelerar desde antes que suba al coche; mis pies tiemblan de emoción y de las ganas de dar ese pisotón para que jale con la velocidad exacta, por fin sentir esa liberación de energía que hace que me olvide por tan solo unos pocos segundos de todo, y al mismo tiempo sentir que ese momento es solo mío”. Es la emoción que genera la pasión por los Arrancones tanto de chicos y grandes.
En la actualidad, existen diferentes clubes de arrancones entre los que se destacan los de la ciudad de Tapachula, San Cristóbal de las Casas, Comitán, Tuxtla Gutiérrez entre otros municipios del Estado de Chiapas.
Anteriormente se realizaban arrancones de 1/8 de milla en el Autódromo Chiapas, era común ver reunidos a la mayoría de los clubes para quemar llantas y hacer rugir los motores de sus coches. Pero hubo un día en el que les dejaron de prestar la pista y simple y sencillamente cada club se vio en la necesidad de realizar sus eventos en donde les dieran lugar.
Cabe señalar que en todo el sureste mexicano existen clubes arranconeros y solo un estado tiene la facilidad de llevar a cabo ese deporte libremente y sin ningún peligro, el estado de Quintana Roo cuenta con esa pista (Cancún). En nuestro estado, clubes y escuderías de arrancones se han tomado la libertad de pedir apoyo en algunas dependencias de gobierno para que les proporcionen un lugar en donde puedan llevar a cabo dicho deporte.
Para muchas personas, los arrancones son vistos como vandalismo o imitación de la famosa película “Rápidos y furiosos”, para otros es simplemente un deporte y una pasión por correr o verlos correr en una pista o en la calle.
Como consecuencia del accidente que se suscitó hace unas semanas, en la ciudad de San Cristóbal de las Casas por los arrancones tradicionales que se llevaba a cabo en la feria de la primera y la paz, el gobernador, Manuel Velasco Coello, propuso reformar la Ley de Protección Civil del estado para prohibir los arrancones en las calles y limitarlos a los autódromos y otros sitios cerrados para proteger a la población. ¿A caso piensan construirles una pista para que los amantes de los arrancones puedan practicar ese deporte?
Es importante destacar que nuestro estado cuenta con un autódromo el cual solo es usado para eventos de la Nascar. Estos eventos por lo regular se llevan a cabo una o dos veces al año. Los arrancones consisten en correr a un cuarto de milla (400 mts.), el autódromo cuenta con un octavo de milla (200 mts.). ¿Podrá cumplir el gobernador con el sueño de los amantes de los arrancones?
Para los que practican este deporte es un golpe bajo que les dan al prohibirles llevar a cabo estos eventos, ya que si bien es cierto, este último tuvo como consecuencia un muerto, al realizarlo en una de las calles de aquella ciudad y no contaban con las debidas precauciones y señalamientos necesarios para evitar todo tipo de accidentes.
Los imitadores de Toreto, como suelen ser llamados últimamente, han hecho sacrificios para hacer las modificaciones necesarias a sus coches y correr con éxito en los arrancones.
“Quema caucho y no tu alma”, lema muy conocido entre los arranconeros y que posiblemente tendrán que quemar su alma porque ya no podrán gozar de los arrancones que les hace sentir esa adrenalina que solo aquel que es apasionado a este deporte puede sentirlo.
Por Eliza Cancino