Ni al presidente hicieron caso; INAMI no soluciona a migrantes

Aquí se puede observar a las y los migrantes que protestaron en la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Tapachula, desesperados por ser contemplados para recibir lo que les prometieron el pasado 11 de marzo, una visa humanitaria.

En la visita del presidente se encadenaron, representaron una cruxificción, marcharon y se suturaron la boca. Lo que por mucho tiempo han buscado, un documento para transitar por México, en esa mañana se los resolvieron… o al menos eso les prometieron.A cinco días, todavía los tienen en el Instituto Nacional de Migración de Ciudad Hidalgo en espera del trámite; ante la incertidumbre de no ser atendidos, ingresaron por la fuerza y ahí se apostaron.

El INAMI emitió un aviso donde informa que a partir del 15 de marzo los trámites se suspenderán en el sistema de citas en línea, por adecuaciones y mantenimiento a la plataforma. Por ello, el descontento creció.

Cuando llegó Andrés Manuel y hubo la promesa de un funcionario de migración de que les darían visa humanitaria, las y los migrantes desconfiaron, pero no tenían otra opción de creer en la palabra empeñada.

Deja un comentario