El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) cuestionó en su último comunicado del 19 de septiembre, la estrategia de vacunación aplicada en Chiapas contra la pandemia del COVID-19.

En la misiva firmada por el sub comandante insurgente Galeano, antes Marcos, calificó que con intensión la vacunación es “lenta y desordenada”. 

“Lleva adelante una política de vacunación propositivamente lenta y desordenada, que está provocando inconformidades entre a población rural y que no tardará mucho en explotar. Mientras tanto, sube el número de muertes por COVID en las comunidades sin que se tomen en cuenta”, argumentó de forma textual.

La misiva del EZLN se da en un contexto de recuento de acciones de ingobernabilidad, titulada “Chiapas al borde de la guerra civil”, donde además cuestiona ligas del narcotráfico con autoridades, incumplimiento a acuerdos del magisterio y represión a normalistas.

La estrategia de vacunación en Chiapas inició al mando de la Secretaría de Salud estatal, que lidera José Manuel Cruz Castellanos; que luego de unos meses, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, lamentó el rezago que había con un 19% de la población inmunizada, en comparación con la Ciudad de México que ya reportaba una cifra del 60%.

Por ello, en julio, López Obrador designó al director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), al chiapaneco Zoé Robledo Aburto, apersonarse en Chiapas para asumir la coordinación. A partir del 9 de ese mes, arrancó el Plan de Refuerzo de la Vacunación contra COVID-19.

More

1 COMENTARIO

Deja un comentario