in

No les va como en feria, les va peor

Las pérdidas de los ferieros superan los doscientos mil pesos durante el año que no han trabajado por la pandemia.

Carolina Castillo

 

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.- Tras un año de crisis sanitaria a nivel mundial, las pérdidas han sido irreparables para miles de familias chiapanecas, quienes se han visto en situaciones difíciles y lamentables con parientes que no han sobrevivido al covid-19. Pero, por otro lado, el confinamiento afectó descomunalmente a prestadores de servicios en distintos ámbitos, como es el caso de las distintas ferias que se celebran durante todo el año pero que, desde el 2020, se han cancelado.

 

Jesús García Cruz, se dedica a la renta de baños móviles y cuenta que esta pandemia les afectó doblemente, ya que también instalaban otro tipo de puestos en los que vendían juguetes y demás cosas en esta clase de eventos.

 

“Nos dedicamos a la renta de baños móviles hacia la feria, debido a las ferias no tenemos cómo rentar este tipo de servicio, rentamos a veces también a empresas de construcciones pero como se pararon todo esto, nos afectó gachísimo. Nos tuvimos que meter a un local para vender juguetes, chácharas y así poder sobrevivir a esta pandemia, realmente.”

 

Agregó que antes de emprender en el negocio en el que actualmente trabajan, lograron subsistir los primeros tres meses del confinamiento pero, cuando se percataron de que la situación no mejoraba y se prolongaba, tomaron la decisión de rentar un local para vender sus productos, situación que les perjudicó mucho, pues las rentas de locales comerciales son muy elevadas.

 

“Me afectaron a mis empleados, tuve que despedirlos; pues, mas que nada, no despedirlos, darles sus descansos y a algunos meterlos a trabajar a mi local porque no les quedó de otra para subsistir. No namás perdí yo, perdimos muchos.”

 

La Feria Chiapas era una de las mejores pagadas para este sector y guardaban la esperanza de que este año, con la Feria de la Primavera y de La Paz en San Cristóbal de Las Casas, la situación se regularizara pero, no fue así. Por lo que, actualmente sobreviven con lo poco que pueden vender en los locales comerciales.

 

Finalmente, agregó que sus pérdidas trascienden los doscientos mil pesos por todo el año que no ha trabajado con la renta de los baños móviles, por lo que espera que muy pronto las cosas mejoren para retomar estas actividades.

 

“Al año yo trabajo, podremos decir, de doce a quince ferias. Por cada evento que nosotros rentamos los baños, a veces nos quedan entre 15 y 20 mil pesos, cuando son buenos contratos; cuando son contratos pequeños pues nos quedan hasta cinco mil pesos de ganancia.”

 

 Fans
 Followers

Written by Eric Ordóñez

Comments

Deja un comentario

GIPHY App Key not set. Please check settings

Loading…

0

Aumenta la ingesta de alcohol durante pandemia

Los corrieron del antro a botellazos; uno de ellos fue baleado