El temor a no alcanzar una dosis de la vacuna anticovid, hizo que desde la tarde del jueves 11 de marzo, cientos de personas iniciaron largas filas y se dispusieron a acampar afuera de los diez centros de vacunación que reabrirán el viernes en la capital de Chiapas.

Doña Josefa, una anciana de casi 70 años, fue la primera en llegar al centro de vacunación ubicado en el Tecnológico Regional; llegó 30 horas antes de que iniciara la vacunación. 

El gobierno de Chiapas anunció alrededor de las 13:30 horas del jueves, que al día siguiente se reanudaría el proceso de vacunación interrumpido desde el miércoles, por la insuficiencia de dosis. Media hora después del anuncio, Josefa, en compañía de su hijo, ya se habían instalado en las puertas del Tecnológico.

Ahí acamparán hasta las 7:00 horas del viernes. La espera de más de un día afuera del centro de vacunación valdrá la pena -señala- porque esta vez sí tiene asegurada la inyección.

Los días previos, Josefa, al igual que miles de personas mayores de 60 años que habitan en la capital de Chiapas, habían intentado sin éxito recibir la vacuna. 

Ella acudió dos días seguidos a los centros de vacunación, hizo fila de varias horas, y no alcanzó una de las fichas que los organizadores del proceso entregaron.

Al igual que Josefa, miles de personas que esperan obtener la vacuna, acamparon afuera de centros donde se aplicarán. Entre quienes pernoctan hay ancianos y ancianas, o sus familiares más jóvenes, quienes harán la espera por ellos.

El pasado lunes, sin previo aviso, el gobierno de Chiapas abrió primero uno, y luego otros nueve centros de vacunación en Tuxtla Gutiérrez, municipio donde habitan poco más de 74 mil 200 personas mayores de 60 años. Esta es la población para la que está destinada las vacunas anticovid en esta etapa.

Tras la apertura, miles de personas se formaron para recibir la vacuna; sin embargo, dos días después, también sin previo aviso, el gobierno cerró ocho centros de vacunación. 

Las personas acudieron entonces a los dos centros de vacunación abiertos, pero horas más tarde, al acabarse las dosis, se suspendió la aplicación; lo que ocasionó la retención del personal de salud que se encontraba en el lugar, por parte de quienes aún esperaban recibir la vacuna.

La población inconforme denunció que en el proceso de vacunación hubo desorganización, irregularidades y tráfico de influencias; también opacidad en la información sobre el número de vacunas disponibles. 

Hasta el momento el gobierno de Chiapas no ha informado la cantidad de vacunas que se aplicaron entre el lunes y miércoles en Tuxtla Gutiérrez, pero de acuerdo al número de fichas que se entregaban a las personas que acudieron a los módulos, fueron alrededor de 16 mil 800.

Este jueves, el gobierno estatal informó sobre la llegada de otras 22 mil 425 vacunas que se distribuirán en la capital de Chiapas y en los municipios de Cacahoatán, Suchiate y Tuxtla Chico y Tapachula.

Por su parte, en conferencia de prensa en la Ciudad de México, el subsecretario de Salud del gobierno federal, Hugo López Gatell, reconoció que en el proceso de vacunación en estados como Chiapas, ha habido descoordinación entre los gobierno estatal y federal.

López Gatell pidió a la población no hacer filas o campamentos antes de que se empiece a aplicar el biológico; aseguró que habrá suficientes vacunas que se irán distribuyendo a los municipios.

De acuerdo a las cifras que dio el funcionario, hasta el momento a México han llegado 5.4 millones de vacunas anticovid, se han aplicado 3.8 millones, por lo que -dijo el funcionario- hay en existencia casi 2 millones. 

Aseguró que en el país la población mayor de 16 años tiene garantizada la vacuna.

 

More

Deja un comentario