Tuxtla Gutiérrez.- Aunque el acceso al volcán Tacaná por el municipio de Unión Juárez está restringido a fin de evitar aglomeraciones que conlleven a contagios de Covid-19 grupos de alpinistas hicieron caso omiso y aprovecharon que no hubo personal cuidando el acceso para realizar la ruta.

 

Debido a la falta de personal en los módulos de registros establecidos en Talquián y Chiquihuites de Unión Juárez los alpinistas accedieron por esa zona al Tacaná sin ningún problema, además aquellos que ingresaron por Guatemala también pudieron finalizar la travesía por el lado chiapaneco.

 

En días pasados el director de la Reserva de la Biosfera del Volcán Tacaná, Francisco Javier Jiménez González, confirmó que las restricciones se mantenían vigentes, y que contaría con elementos de la Guardia Nacional, así como dependencias de seguridad del municipio de Unión Juárez para resguardar la zona, sin embargo en los días festivos las autoridades no se hicieron presentes.

 

De hecho, a inicio de diciembre el director de la Reserva de la Biosfera del Volcán Tacaná dijo que no había “certezas y garantías” que aseguraran “que no habría contagios tanto para los visitantes de la región de México como los que vienen de Centroamérica”.

 

Los alpinistas que accedieron al Tacaná no solo provenían de municipios de Chiapas, sino de otros estados e incluso países, lo que significa un riesgo, pues no hubo protocolos sanitarios que avalaran la salud de los turistas.

 

Lamentablemente las restricciones no fueron acatadas y el Ayuntamiento de Unión Juárez a cargo de preside Doni Alan Verdugo Aguilar incumplió con los acuerdos para resguardar el acceso al Tacaná y salvaguardar la salud de los chiapanecos.

 

Durante la temporada decembrinas el Tacaná recibe entre ocho mil y 10 mil alpinistas, quienes buscan cumplir con el reto de ascenso al cráter del Coloso de Fuego y llevarse como recuerdo una de las postales más espectaculares de la franja fronteriza entre México y Guatemala.

More

Deja un comentario