in

Sólo a 60 enterraron en Tapachula con diagnóstico relacionado a Covid

Servicios Públicos informó que en actas aparecían otras causales, para dar el servicio de inhumación en los panteones Municipal y Jardín que cerrarán en Día de Muertos.

En los panteones Municipal y Jardín de Tapachula se enterraron durante la pandemia a 60 personas con el diagnóstico de muerte por Covid-19 o relacionados, en tanto que hubo un resto considerable que se inhumaron bajo causas respiratorias, informó José Arturo Rojas Cárdenas, secretario de Servicio Públicos de ese municipio.

“De acuerdo a los datos que nos presentan los familiares, tenemos desde sepsis de foco pulmonar, neumonía, tenemos datos por Covid-19, tenemos insuficiencia respiratoria, enema agudo pulmonar y todo eso hacen más o menos 60 defunciones. Pocos son los que vienen definitivamente catalogados como Covid, sin embargo muchos aparecen por neumonía atípica, por paro respiratorio, que son consecuencias de un síntoma de Covid”, declaró.

Explicó que el Sector Salud cumplía con el protocolo de llevar los cuerpos sanitizados, para evitar contagios.

Agregó que mucha gente por el temor de llevar a sus familiares al hospital, fallecieron en sus docimicilios y por tanto, posiblemente también se contagiaron.

Por otra parte, indicó que la medida de cerrar el panteón el Día de Muertos responde a que cuentan con un consejo interno que lo integran Protección Civil, Seguridad Pública y Salud, donde en conjunto se tomó la determinación.

Sin embargo, los camposantos estarán abiertos para el servicio de inhumación de manera normal, porque lo que intentan evitar son las aglomeraciones, y es que solo en 2019 tuvieron una afluencia de 27 mil ciudadanos en los dos panteones.

Recomendó a la ciudadanía que acuda a los panteones porque forma parte de las tradiciones, pero que busque fechas en las que no ponga en riesgo su vida evitando las aglomeraciones.

La decisión de no permitir el ingreso de la ciudadanía parte de la base de que hay personas que se molestan con las indicaciones de uso de cubrebocas o de control de número de visitantes, por ello lo mejor fue cerrar.

“Imagínate controlar 27 mil ciudadanos en ambos panteones, es una tarea realmente difícil”, puntualizó.