in

2020: La realidad del internet en México

El internet en México, una visión general

Hace casi un año, en noviembre de 2019, veíamos una nota de la BBC acerca de los países latinoamericanos con la velocidad de internet más rápida. En el texto se ponía a México en tercer lugar del índice de velocidad de internet en América Latina, y en el lugar 67 a nivel mundial. Mucho ha cambiado desde aquel entonces dado que el internet se ha integrado a nuestras vidas de manera inesperada, y es que según el Instituto Federal de Telecomunicaciones, a febrero de este año ya existían 80.6 millones de usuarios en internet y 86.5 millones de usuarios de teléfonos celulares en el país. Es por esta razón que en esta oportunidad veremos en qué lugar del ranking está posicionado México en el 2020 y en especial en dónde se ubica Chiapas dentro de todo este contexto.

El internet en México, una visión general

Se calcula que la población en México en el 2020 es de 127 millones de personas, por lo que a nadie sorprende que el país esté dentro del top 10 de naciones con más usuarios de internet en el mundo. Además, los mexicanos exigen mayores velocidades de internet por parte de sus proveedores, y es que la falta de conectividad en muchos lugares de México está dejando sin acceso a educación a muchos jóvenes universitarios, en especial en Chiapas, en donde los accesos a la red son limitados. Esto implica un tremendo reto para empresas como Total Play, Telmex, e Izzi; quienes son los principales prestadores de este servicio.

Las actividades cotidianas que se han trasladado al ciberespacio cada vez son más y demandan altas velocidades de internet. Por ejemplo, existen aplicaciones para toda necesidad como las que calculan la radiación solar; también la radio tradicional ha cedido espacios ante la proliferación de podcasts y radio en línea; actividades de entretenimiento como el blackjack se disfrutan en casinos online como el de Betway. Hasta tomas de protesta de organismos públicos se han llevado al ciberespacio. Y ni qué de las herramientas virtuales que permiten impulsar los negocios en línea.

El internet en México en el 2020

Según los datos proporcionados por Speedtest en su sitio web, México está peor ubicado en el índice global de velocidad de internet que hace exactamente un año. Tal como se dijo al inicio del texto, en noviembre del año pasado se ubicaba en el sitio 67, pero en agosto de 2020 México está posicionado en el puesto 73, un enorme retroceso. Pero todo esto tiene una explicación, las velocidades de internet en todo el mundo disminuyeron por la repentina demanda de banda ancha que surgió cuando las empresas e instituciones decidieron enviar a sus empleados a trabajar desde casa. Lo preocupante es que la mayoría de los países ya logran estabilizar y recuperar sus acostumbradas velocidades de internet, pero parece que en México no se ha podido lograr todavía.

El internet en Chiapas

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Chiapas es el estado con menor acceso y utilización de las tecnologías de la información en todo el país. Esta medición se hizo en el 2018, hace dos años, pero no hay razones para pensar que desde entonces haya cambiado mucho la situación. Ni las grandes ciudades de la entidad salieron bien libradas, y es que Tuxtla Gutiérrez y Tapachula se encuentran por debajo de la media nacional. Esto es realmente preocupante, porque quiere decir que en las comunidades rurales el acceso a esta tecnología es nula. En el estudio del INEGI, los estados peor calificados en cuanto a bajas proporciones de usuarios en el ciberespacio están Chiapas, Oaxaca, Tlaxcala, y Puebla.

Este atraso en cuanto a acceso al internet solamente hace más amplia la brecha entre Chiapas y el resto del país, los universitarios están perdiendo oportunidades para terminar su educación superior, el acceso a la información está bastante limitada, el desarrollo del estado está estancado, y en general veremos como el ciclo de pobreza se sigue perpetuando. La inversión en cuanto a infraestructura se ve muy lejana y esa es la realidad en la que vive nuestro estado, el cual cuenta con muchas historias qué platicar, algunas más felices que otras, pero siempre con el empuje hacia el futuro.