Contrato directo por 31 millones de pesos por 20 ventiladores respiratorios; uno de los más caros en lo que va de la Emergencia Sanitaria; “disposiciones que salvan vidas”, asegura el funcionario.

Tuxtla Gutiérrez. Este fin de semana trascendió que la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Hidalgo, asignó a Manuel Bartlett Álvarez, hijo de Manuel Bartlett (director general de la Comisión Federal de Electricidad), un contrato por 31 millones de pesos por 20 ventiladores respiratorios. Cada uno fue vendido por 1 millón 550 mil pesos, el precio más alto desde que inició la crisis del COVID-19.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, Zoé Robledo aseguró que “la doctora Claudia Díaz, que es la representante nuestra en Hidalgo hizo eso, pero estableció tres criterios para decidir, el primero era la oportunidad, la entrega inmediata eso es lo más importante hoy en el precio de un ventilador, cuál puede entregarse de manera inmediata”.

“Sin duda que estamos al tanto porque nosotros liberamos esas compras, nosotros les pedimos que compraran, porque hay una situación de un mercado mundial completamente distorcionado, saturado”, justificó el director del IMSS.

De acuerdo con una revisión de contratos públicos realizada por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) que reveló la periodista Laura Sánchez Ley, la delegación del IMSS en Hidalgo asignó el 17 de abril el contrato a Cyber Robotics Solutions -propiedad de León Manuel Bartlett Álvarez- y ese mismo día pagó 880 mil pesos a otro proveedor llamado Conduit Life, por un ventilador de similares características, pero importado de Eslovaquia.

A través de un comunicado, la Delegación del IMSS de Hidalgo sostuvo que la compra de ventiladores se basa en criterios de mercado, donde la disponibilidad se vuelve el elemento más importante. Las características técnicas y la garantía de mantenimiento y refacciones son considerados.

El hecho trasciende porque acontecimientos similares en gobiernos pasados fueron severamente criticados por el presidente Andrés Manuel López Obrador, cuando era el dirigente de la oposición. Bartlett ha sido el funcionario que más a puesto en entredicho el discurso anticorrupción del presidente.

El hijo de Manuel Barlett ha recibido 162 millones en al menos siete contratos del gobierno de López Obrador a través del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), el IMSS, el Ejército y la Marina.

67 / 100 Puntuación SEO
Anuncios

Deja un comentario