Tuxtla Gutiérrez. La quema de santos en el año de 1934 originada por la persecución religiosa por parte del ex gobernador de Chiapas, Victórico Grajales era -hasta esta semana- había sido el único motivo por el que se modificara la tradicional “bajada de las Virgencitas de Copoya”.

Pero por la pandemia de COVID- 19 que recorre el planeta la mayordomía zoque determinó que a fin de seguir las recomendaciones de la Secretaría de Salud y evitar contagios de coronavirus las Vírgenes de Copoya serán trasladas a las tres casas restantes del recorrido anual en automóviles.

“Recibimos un documento de las autoridades de salud en donde se nos indicó que debíamos seguir las medidas de prevención durante la contingencia. Decidimos suspender las procesiones y las imágenes serán trasladadas en carros particulares a los domicilios que restan, que son tres. Además pedimos evitar el contagio físico y mantener la distancia de un metro y medio entre personas”, dijo Fernando Mendoza, albacea principal de la mayordomía zoque.

El chiapaneco aseguró que si bien hay ocasiones especiales en las que las Vírgenes de la Candelaria, del Rosario y María de Olachea deben trasladarse en automóvil, esta es la primera ocasión después de 86 años que deben tomar la determinación por causas de fiereza mayor.

“No se tomaba una decisión así desde la quema de los santos en Chiapas. La alteración que realizamos no depende de nosotros pero son medidas que ya estamos tomando para ayudar a la sociedad”, indicó.

Fernando Mendoza explicó que además del uso del gel antibacterial, mantener la sana distancia en las casas que aún faltan por recibir a las Vírgenes “la fiesta será a puerta cerrada, tan solo se espera la llegada de personas necesarias”.

El albacea principal de la mayordomía zoque informó que a partir de que se enteraron de la llegada del COVID- 19 a México en los rezos los fieles de las Vírgenes han pedido para que esta pandemia llegue a su fin.

“Siempre hacemos un rezo tradicional en cada hogar para pedir bendiciones para las familias que reciben a las Vírgenes pero ahora hemos agregado una oración especial en la que de rodillas pedimos que pare esta pandemia, que no pegue tan duro acá, que proteja a todos, sobre todo a las personas de la tercera edad”.

Las Vírgenes de la Candelaria, del Rosario y María de Olachea comenzaron con la tradicional bajada desde del 30 de enero, será hasta este domingo cuando regresen a Copoya, luego de visitar más de 50 hogares de Tuxtla Gutiérrez.

Por coronavirus, Vírgenes de Copoya peregrinarán en automóvil. 9e53cce0 88ae 4382 830d 7b819bad4b99

Anuncios

Deja un comentario