Durante esta semana, una onda de calor genera efectos en el centro, el sur, el sureste y el occidente de México, con altas temperaturas, ambiente de cálido a muy caluroso, poca probabilidad de lluvia y mayor radiación solar.

Del 25 al 27 de marzo, se prevén temperaturas máximas de 40 a 45 grados Celsius en Chiapas, Guerrero, Jalisco, Michoacán, el sur de Morelos, Nayarit, Nuevo León, el suroeste de Puebla, el oriente de San Luis Potosí y Tamaulipas, y de 35 a 40 grados Celsius en Campeche, el oriente de Chihuahua, Coahuila, Colima, el noreste de Durango, el suroeste del Estado de México, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Ante esas condiciones, se recomienda a la población permanecer bien hidratados, no exponerse al Sol durante tiempos prolongados, utilizar bloqueador solar, usar ropa ligera de manga larga y atender los avisos que emitan las autoridades de Protección Civil.

Las ondas de calor se deben a sistemas de alta presión o sistemas anticiclónicos, que son zonas muy amplias donde la presión atmosférica es mayor que en sus alrededores, sus vientos en la parte central son débiles y en su periferia los vientos giran en el hemisferio norte, en el mismo sentido que las manecillas del reloj.

La circulación de dichos vientos disminuye la humedad y propicia cielos despejados, por lo tanto, reduce la probabilidad de lluvia y se recibe una mayor cantidad de horas de radiación solar.

Anuncios

Deja un comentario