Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 5 Mar.- Un convoy con elementos de la Guardia Nacional y de policías estatales, iniciaron este jueves un recorrido por los límites territoriales de Aldama y Santa Martha Chenalhó, municipios tsotsiles de los Altos de Chiapas enfrentados por la disputa de 60 hectáreas, y que el pasado martes dejo un herido de bala.

El personal militar y de la policía, realizaron recorridos en ambas localidades para prevenir mas hechos de sangre y garantizar la seguridad en la zona, señalaron funcionarios del gobierno.

Luego de los disparos de arma de fuego que dejaran herido al indígena Lorenzo Ruiz Hernández, de la comunidad de Santa Martha en el municipio de Chenalhó, familias de las comunidades Yuxchen, Kokó y Tabak, se desplazaron temerosos hacia las montañas, luego se refugiaron con familiares, aunque el miércoles y jueves, muchos retornaron a sus hogares.

“La situación se ha normalizado, no ha ocurrido nada más. Sí hubo desplazados, pero ya regresaron a sus comunidades”, afirmó una fuente del Gobierno Estatal.

El miércoles, el Gobierno de Chiapas pidió a las partes en conflicto cesen las hostilidades y respeten el pacto de no agresión signado el año pasado.

El Secretario de Gobierno, Ismael Brito Mazariegos llamó a resolver el conflicto territorial de 60 hectáreas por la vía pacífica.

El funcionario aseguró que no se ha descuidado esa zona y la administración estatal ha enviado diversas ayudas alimentarias, de salud, educación y seguridad.

La disputa territorial que enfrentan ambas localidades desde hace 40 años dejó el martes una persona herida. Tres campesinos fueron atacados a balazos en Chenalhó cuando trabajaban en sus parcelas, y los disparos provinieron de una comunidad de Aldama.

Anuncios

Deja un comentario