Llegó a la curul que le correspondía a una persona indígena

Apenas ha turnado tres iniciativas, una la canceló y dos ni destino tuvieron; solo ha llegado a la Cámara de Diputados a levantar la mano

 

El diputado federal Roberto Antonio Rubio Montejo no ha correspondido con acciones al sueldo devengado en la Cámara de Diputados para la función cuyo cargo ostenta: legislar.

Desde que asumió el cargo a finales de agosto de 2018 y a la fecha, el ex secretario general del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en Chiapas ha cobrado la friolera de un millón 995 mil 077 pesos por prácticamente no hacer nada.

Sólo en el 2018, percibió un total de 657 mil 920 pesos, en 2019 la suma fue de un millón 145 mil 745 pesos y en lo que va de 2020 va acumulando 191 mil 412.82 pesos, esto de acuerdo a datos de Presupuesto de Egresos de la Federación, con respecto a la dieta neta de cada diputado.

Por esta suma, el diputado ha propuesto únicamente tres iniciativas: Proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones a la Ley General de Educación y de la Ley Federal del Trabajo, del 4 de septiembre de 2018; Proyecto de decreto por el que se adicionan dos párrafos a la fracción VI del artículo 7o. de la Ley General de Educación, del 6 de septiembre de 2018.

También, Proyecto de Decreto que expide la Ley del Primer Empleo, del 11 de septiembre de 2018; sin embargo, esta última la retiró del trámite ante el pleno, en tanto que el estatus de las otras dos están como “pendientes”, o como coloquialmente se dice en el argot político, en la “congeladora”. En concreto, ninguna iniciativa propia, ha prosperado.

El controvertido diputado que llegó a la curul que le correspondía a una persona indígena, solo a llegado a levantar la mano al Congreso y a cobrar, así lo demuestra el resto de sus participaciones, pues como grupo parlamentario han propuesto 31 iniciativas, de las cuales 20 están también pendientes.

Roberto Rubio, ex funcionario estatal entregó el cargo de secretario general del PVEM en Chiapas envuelto también en la polémica, toda vez que se apropió de la cuenta de facebook del instituto político, cuyo nombre cambió para ponerle el de él.

Anuncios

Deja un comentario