Un total de 75 viviendas ubicadas en el fraccionamiento La Cueva del Jaguar, fueron desalojadas ante el inminente riesgo que representaban por estar asentadas en una zona vulnerable de Tuxtla Gutiérrez, al sur oriente, con constante remoción de tierra.

El operativo estuvo encabezado por elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) delegación Chiapas, Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

 

La zona fue declarada de alto riesgo debido a que se encuentra en una zona de inestabilidad y deslizamiento de tierra, aún así fue construido el complejo habitacional en 1998; posteriormente se comenzaron a presentar las grietas en las viviendas, lo que generó la inconformidad de quienes adquirieron casas en la zona.

Tiempo después, luego de que algunas familias abandonaran el lugar por voluntad propia, vinieron unas más a invadir las que habían quedado vacías, incluso a pesar del riesgo que representa este lugar.

Luego de esta acción, las casas serán devueltas al IFONAVIT, en tanto que quedaron resguardadas por elementos policiacos para evitar que sean invadidas de nueva cuenta.

Anuncios

Deja un comentario