Hoy se prevén lluvias puntuales intensas en Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo; lluvias muy fuertes en regiones de Sonora, Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero y Oaxaca; lluvias locales fuertes en Baja California, Coahuila, Durango, Sinaloa, Estado de México, Ciudad de México, Morelos, Tlaxcala, Puebla, Veracruz y Tabasco; intervalos de chubascos en Baja California Sur, Chihuahua, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Zacatecas, Guanajuato, Querétaro e Hidalgo, y lluvias aisladas en Aguascalientes. Las precipitaciones serán con descargas eléctricas, fuertes rachas de viento y posible granizo.

Asimismo, se pronostican vientos fuertes con rachas superiores a 50 kilómetros por hora (km/h) en Baja California, Sonora, Chihuahua y costas de Yucatán.

Las condiciones mencionadas serán causadas por el flujo de humedad del Océano Pacífico, canales de baja presión extendidos en el centro y el sureste de México, y la circulación de una zona de inestabilidad con probabilidad de desarrollo ciclónico situada en el Golfo de México.

Las precipitaciones recientes han reblandecido el suelo en algunas regiones, por lo que podrían registrarse deslaves, deslizamientos de laderas, desbordamientos de ríos y arroyos o afectaciones en caminos y tramos carreteros, así como inundaciones en zonas bajas y saturación de drenajes en sitios urbanos. Por ello, se exhorta a la población a extremar precauciones y permanecer atenta a los avisos de Protección Civil y de las autoridades estatales y municipales.

A las 07:00 horas, tiempo del centro de México, la zona de inestabilidad en la cuenca del Atlántico con 10% de probabilidad para desarrollo ciclónico en el pronóstico a 48 horas, se localizó aproximadamente a 110 kilómetros (km) al oeste-noroeste de Mérida, Yucatán, con vientos máximos sostenidos de 20 km/h, rachas de 30 km/h y desplazamiento lento al oeste a 8 km/h. Sus desprendimientos nubosos refuerzan el potencial de lluvias en la Península de Yucatán y el sureste del territorio nacional.

En la cuenca del Pacífico se ubica otra zona de baja presión, aproximadamente a 570 km al suroeste de Acapulco, Guerrero, la cual se desplaza lentamente al norte. Aún cuando no se pronostica mayor desarrollo de este sistema, su circulación refuerza el potencial de lluvias en Jalisco, Colima, Michoacán y Guerrero.

Anuncios

Deja un comentario