La directora general está sabedora de la violencia que se ejerce contra una trabajadora y la solapa

La violencia que se ejerce contra Jazmín Leyva Alemán, trabajadora del Colegio de Bachilleres de Chiapas (COBACH), viene desde mayo de este año y, a pesar de que la directora general Nancy Leticia Hernández Reyes, conoce la situación, no ha detenido el acoso que prevalece al interior de la institución que dirige.

En marzo, la empleada se quejó del acoso sexual de su jefe inmediato, Jaime Antonio Guillén Albores; lejos de tener el respaldo de la directora del COBACH, se molestó por elevar su queja y le pidió que borrara toda evidencia, a cambio de moverla al área de su preferencia con el fin de protegerla.

“Como yo le dije que no iba a borrar nada ella se molesta mucho y me manda al área de Archivo Institucional donde actualmente estoy, desde esa fecha hasta hoy yo sufro acoso laboral toda vez que mi jefa inmediata, la contadora Andrea Guadalupe Gamboa Ortega, me toma fotos, videos, me lanzan comentarios sarcásticos”, expresó.

Tanto Andrea Guadalupe Gamboa como Armando Montiel Esquivel, Gabriela Flores Valdés, Luis Pacheco Guzmán, Cuitlahuac González Hernández, Adriana Tapia de la Cruz y Shadai Gudiño Andrade, se han dedicado a acosarla laboralmente, de quienes ya obra quejas ante la dirección general y ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.

El acoso laboral llegó a tal grado que despidieron a la señora de limpieza porque se llevaba conmigo, tenía una amistad con ella cuando llegué al Archivo, empecé a hacer amistades y la señora Martha Gloria Ruiz fue despedida injustificadamente por tener una relación de amistad conmigo, la acusaron de robo, cosa que es mentira”, denunció.

Jazmín Leyva lamentó que con estas acciones de tomarle fotografías y videos busquen hacerla renunciar o intentar sacar alguna evidencia para despedirla, pero sobre todo que se permita un hecho lamentable como la violencia en contra de los trabajadores del COBACH.

Anuncios

Deja un comentario