El pasado 3 de septiembre, a eso de las 3:30 de la tarde, la actuaria del Poder Judicial María Esperanza Trejo Domínguez, adscrita al Tribunal de Enjuiciamiento del Juzgado, cumplía con su trabajo y se desplazó acompañada de una persona a la comunidad San José Yashtinin, municipio de San Cristóbal de Las Casas. De ahí ya no salió.

La actuaria fue secuestrada y ya lleva 48 horas pues los indígenas del lugar piden a cambio un millón de pesos, la liberación de una persona detenida por violación y la entrega de 500 bultos de fertilizante.

De acuerdo con familiares de María Esperanza, a su acompañante, un chofer de nombre Rafael Román, lo liberaron, pero a ella la tienen en un salón rodeada de indígenas para evitar que se escape.

Dijeron que ella solo cumplía con su trabajo y se dirigió a la comunidad a realizar una notificación a una persona acusada de lesiones, pero fue embestida y amarrada en un primer momento.

Luego de haberse enterado de que la actuaria había sido secuestrada, sus familiares fueron a la comunidad para tratar de negociar, pero también fueron retenidas; sin embargo, ya fueron liberadas con el aviso de las peticiones para que dejen salir a María.

Destaca que dentro de las peticiones está el de liberar a una persona que responde al nombre de Ofelio Vázquez, hijo de uno de los lugareños de la comunidad San José Yashtinin, acusado de violación y actualmente recluido en el penal número 5 de San Cristóbal de Las Casas.

Hasta este momento se conoce que ya hay actuación de la parte gubernamental, después de dos días, para intentar liberar a la actuaria.

Anuncios

Deja un comentario