El Tribunal Oral Criminal N° 12 integrado por los jueces Luis Oscar Márquez, Claudia Moscato y Darío Medina condenaron a 14 años de prisión al futbolista Jonathan Fabbro,  por el delito de abuso sexual con acceso carnal de su ahijada y sobrina, quien hoy tiene 13 años, junto al delito de corrupción de menores.

El fiscal de juicio Gustavo Gerlero había pedido 12 años de cárcel para el acusado, mientras que la querella a cargo del abogado Gastón Marano reclamó 24 años. 

La modelo Larissa Riquelme, novia del acusado, declaró como testigo a favor del jugador, así como Martha Zabala y Anabel Fabbro, su madre y su hermana.  La niña llegó a pedir un bozal legal contra las tres mujeres para que no la mencionen en apariciones mediáticas, que fue otorgado por un juzgado civil en mayo del año pasado.

El ex jugador fue detenido el 20 de diciembre de 2017 en un hotel de Cholula, México, capturado por Interpol. Su excarcelación fue denegada a fines del año pasado, con un rechazo enfático del fiscal Gerlero. Los jueces contactaron a la madre de la víctima antes de decidir mantener preso al jugador: la menor, les dijo la madre, está bajo tratamiento psicológico, con buenos resultados. Que Fabbro siga preso, razonó la madre, es la base del éxito de ese tratamiento. 

Larissa Riquelme, pareja de Jonathan Fabbro, se descompuso tras la lectura del fallo que condenó este jueves al exjugador a 14 años de prisión, por lo que fue retirada del lugar en una ambulancia.

Con información El Destape Web

Anuncios

Deja un comentario