La asociación civil Unidad por la Sangre teme que luego de los operativos del Gobierno del Estado contra el MOCRI, a las esposas de los involucrados las hayan encerrado. Había 50, ahora hay 104 reclusas

En el Centro de Reinserción Social para Sentenciados (CERSS) número 14 El Amate el número de reclusas aumentó en un 100 por ciento en menos de tres meses, registrando una población actual de 104 de 50 que había junio, reportó Jacivi Gómez, presidenta del asociación civil Unidas por la Sangre.

Indicó que es posible que el aumento abrupto de presidiarias se deba a los operativos de desalojo que inició Gobierno del Estado por la recuperación de predios invadidos que tenía el MOCRI, al arrestar a las esposas de los invasores.

Mencionó que su asociación Unidas por la Sangre se encarga de recolectar artículos de higiene y de belleza para donarlos a las reclusas. Hace tres meses, entre las mismas socias podían recolectar para abastecer las necesidades, sin embargo ahora reactivaron su campaña con la sociedad ante el aumento de reclusas.

La campaña culmina este 24 de agosto y pueden contactar en Facebook en la cuenta Unidas por la Sangre para donar artículos como shampoo, jabón de tocador, pasta y cepillo dental, toallas higiénicas, desodorante, crema corporal, maquillaje; así como artículos para la niñez de presidiarias que tienen a bebés como pañales, leche líquida o en polvo, biberones, shampoo y jabón para bebé, entre otros.

Jacivi Gómez dijo que ha sido un camino difícil el poder tener las autorizaciones para ingresar a El Amate a entregar los productos, que gracias a sustento legal ha podido ingresar.

Pidió a la sociedad unirse a esta campaña porque son mujeres que no tienen ningún tipo de ingreso y que incluso han sido olvidadas por sus familiares. Principalmente están encerradas por delitos como trata de personas, robo y homicidio, pero este último en algunos casos porque mataron a algún sujetos al trata de defenderse de agresiones, es decir, en defensa propia.

Anuncios

Deja un comentario