Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 26 Abril.- Cientos de migrantes, en su mayoría centroamericanos partieron del municipio de Arriaga, ubicado en los límites con Oaxaca, la media noche del jueves en el lomo del tren de carga conocido como “la bestia”, como parte de su travesía para llegar al norte del país y atravesar a Estados Unidos.

Luego de que escaparan el pasado lunes de los operativos del Instituto Nacional de Migración (INM) y de la policía federal en el municipio de Pijijiapan, donde 367 fueron detenidos, los migrantes se refugiaron en las parroquias de los municipios de Tonalá y Arriaga en espera de la salida del tren que los llevará al centro de la república mexicana.

La Bestia partió hacia Ixtepec, Oaxaca. Los migrantes, hombres, mujeres con sus hijos se acomodaron en los once vagones del tren.

“Que lo vengan a ver, al inmigrante de esta caravana no lo van a detener, que lo vengan a veeerrr, que lo vengan a veeerrr “, corearon un grupo de hondureños desde el lomo del gusano de acero donde extendieron la bandera de su país.

Esta es la segunda vez, en lo que va de la semana que migrantes abordan el tren que durante cuatro años dejó de ser utilizado por los centroamericanos tras las redadas de las policías.

El gobierno federal activó el Plan Frontera Sur en 2014 como parte de una estrategia para impedir que migrantes sin documentación migratoria treparan a La Bestia para proseguir su ruta por el país. Y es que cientos perdieron la vida y muchos sufrieron amputaciones.

Anuncios

Deja un comentario