Familiares exigen justicia por homicidio de Brenda Matuz

El pasado lunes se dio a conocer el hallazgo del cuerpo sin vida en las aguas de la Presa Chicoasén de Brenda Orquídea Matuz Chacón, militar que fue reportada como desaparecida el pasado 4 de abril.

Según la Fiscalía General del Estado (FGE), la joven de 26 años fue vista por última vez con cuatro compañeros de trabajo, dos capitanes y dos soldados, motivo por lo que se encuentran acuartelados en la unidad de Zapadores del regimiento militar ubicado a un costado de la presa Manuel Moreno Torres, conocida también como Chicoasén, por su presunta participación en la desaparición y muerte.

Familiares de Brenda Orquídea Matuz Chacón exigieron a las autoridades esclarecer su homicidio y encontrar a los culpables para que este crimen no quede impune como otros en Chiapas.

“Quiero justicia, quiero que con los que andaba digan qué pasó y si son culpables paguen porque ella es mi hija, yo siento mucho su pérdida, creo que solo los que han pasado por esto me entenderán. Le pido a las autoridades que hagan bien su trabajo”, dijo Jesús Matuz Montesinos, padre de la víctima.

Los familiares de Brenda Matuz, señalaron que el coronel, Constantino Ramírez Sánchez, trató de obstaculizar las indagatorias para encubrir a los soldados, un hombre y una mujer, que se encontraban con la víctima el día de su desaparición.

Según datos de los familiares, el coronel de ingenieros, Constantino Ramírez funge como comandante del segundo batallón de combate.

SUEÑOS

El padre de Brenda, recordó con lágrimas en los ojos que la pasión de su hija era ser militar, por eso aunque no estaban de acuerdo con esta profesión decidieron apoyarla.

“Ella trabajaba como militar en Chicoasén, ella decidió entrar al ejercito porque le gustaba mucho, yo le decía que era pesado pero ella estaba convencida en ser militar. Tenía solo ocho meses en la base, ahí fue donde ingresó”, comentó Matuz Montesinos.

Anuncios