Trabajadores del DIF de Mezcalapa denunciaron que la presidenta, Beatriz Ocaña Mosqueda, esposa del alcalde Juan Alberto Sánchez Hernández despidió injustificadamente a las maestras del Centro de Asistencia Infantil Comunitario (CAIC), para darles las plazas a sobrinas del presidente municipal.

Según los denunciantes la presidenta del DIF de Mezcalapa no consultó con los padres de familia el cese de las profesoras, quienes fueron suplidas por Mayra Linares y Claudia Marín, sobrinas del alcalde.

Además del nepotismo, los inconformes aseguraron que desde que Beatriz Ocaña tomó la presidencia del DIF, la institución en vez de ayudar ha vulnerado al pueblo, ya que la gente que recién fue contratada no cuenta con la experiencia para atender ciertos casos.

“Hace poco llegó una jovencita con su mamá a pedir apoyo psicológico porque la menor había sido víctima de abuso sexual, pero el DIF le negó la atención porque según no cuentan con recurso para contratar psicólogos pero si tiene para darle un sueldo a sus familiares, que son los que están en la nómina”, dijo un trabajador de la dependencia.

AYUNTAMIENTO

La situación en el DIF es similar a la que se vive dentro del Ayuntamiento, pues los denunciantes aseguran que Juan Alberto Sánchez también ha caído en actos de nepotismo al permitir que sus colaboradores más cercanos coloquen en puestos importantes a familiares.

“El secretario municipal, Alberto Jácome contrató a su hermana Katia Jácome, quien realmente es aviadora porque solo llega un día a la semana, pero ese no es el único caso también la regidora Selene Castellanos abusa de su poder, al grado de que usa al personal de servicios públicos para que vayan a su casa a realizar diversas labores”, mencionaron.

Los trabajadores del Ayuntamiento de Mezcalapa y el DIF Municipal piden al gobernador del estado, Rutilio Escandón Cadenas supervisar el trabajo del alcalde para que se acabe el nepotismo y la corrupción.

Anuncios

Deja un comentario