Réplica

Señor Federico Arreola

SPD Noticias

¿Usted conoce en verdad a Alerta Chiapas?

Queda claro que no. Que lo argumentos vertidos en un texto sin sentido periodístico colgado en su portal denominado “Orquestan en redes guerra sucia contra Rutilio Escandón”, vienen porque, queda claro, le calentaron la mano.

Alerta Chiapas va más allá de la nota periodística de la clase política, como la que se publicó bajo el nombre de “Altera gobierno de Rutilio Escandón el Escudo de Chiapas”, se alimenta de la denuncia ciudadana, de las voces que no tienen el impacto para publicar los excesos del poder.

¿Qué fue lo que pasó? Para dar contexto. Que Alerta Chiapas detectó que el escudo estatal fue alterado y que existiendo una ley que lo protege, el tema se convierte en noticia digna de exponerse al escrutinio público. Así se hizo, se redactó y publicó.

En medio de la incertidumbre que se vive en Chiapas, ante los desmedidos actos de delincuencia, los aumentos de asesinatos y de secuestros, en lugar de que la oficina de prensa del gobernador atendiera estos puntos, es interesante que esta nota encendiera focos rojos.

No señor Arreola, no es una campaña de desprestigio de Alerta Chiapas en contra de Rutilio Escandón, es el resultado de la incapacidad de sus funcionarios recién nombrados, del desconocimiento de las leyes, de la falta de tacto político.

Tampoco es una red de ex funcionarios detrás de la nota periodística, porque ni el ex vocero del ex gobernador, José Luis Sánchez, ni Samuel Revueltas Ortega, ex jefe de prensa, ni Rubí Zúñiga de la Secretaría de Juventud y Deporte, ni Tania Broissin, de CONECULTA, forman parte del proyecto y menos en la toma de decisiones de las publicaciones del portal. Es más, en el portal está el histórico de notas de los excesos de Manuel Velasco como gobernador.

Lo que sí está sucediendo, es un terrible acto de sometimiento a la libertad de expresión al querer intimidar y amenazar para que la nota en cuestión sea descolgada de la red. Llamadas a Gustavo Caballero, comunity mannager de Alerta, quien fue jefe de informática en ICOSO, para que se “atenga a las consecuencias”, eso sí forma parte de una campaña de acoso a él y de desprestigio al medio.

En un país donde se intenta formular una transformación, pero que viene de un sexenio marcado por el asesinato a periodistas, por el hostigamiento a comunicadores, por la constante de acallar voces y que a nivel estatal se vio marcado por la muerte de un periodista Mario Gómez y que recientemente fue secuestrado y estuvo a punto de ser asesinado Juan Balboa, es indispensable no pasar por alto estas amenazas, menos aún viniendo de la institución de comunicación del gobierno.

Para finalizar, es menester dar cuenta que para fortuna existe el respaldo de asociaciones civiles y organismos de protección que ya tienen en sus manos el tema, como Artículo 19, Periodistas sin Fronteras y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Señor Arreola no se preste, piense que si en estos momentos las amenazas y las intimidaciones son para Alerta Chiapas, el próximo podría ser usted y su medio.

Anuncios