Gabriela Coutiño

Tuxtla Gutiérrez, Chis. 22 Dic.- La Organización de la Sociedad Civil Las Abejas, integrada por sobrevivientes y familiares de los 45 indígenas tsotsiles masacrados el 22 de diciembre de 1997 en Acteal, informaron que no buscarán diálogo con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, mientras la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), no emita el informe de fondo del caso.

Las Abejas, dieron a conocer su postura durante la conmemoración este sábado de los 21 años de la matanza, donde fueron recordadas las víctimas masacradas por un grupo paramilitar ligado al PRI en el contexto de una guerra de baja intensidad contra el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN); en una misa celebrada por el obispo Rodrigo Aguilar Martínez.

Antes de la celebración religiosa, realizaron una marcha peregrinación desde el crucero Majomut hacia la comunidad de Acteal donde el obispo de San Cristóbal de las Casas presidió la celebración religiosa por primera vez.

La agrupación sostiene que el verdadero objetivo de “nuestra petición ante la CIDH es que el Estado mexicano reconozca su responsabilidad por acción y omisión en la masacre de Acteal y se garantice la no repetición” de hechos como ese, y subrayaron: “de ninguna manera cambiaremos la justicia por dinero”.

Antes cientos de personas, entre ellas visitantes de otros estados y países, que asistieron, Las Abejas manifestaron que “los autores materiales e intelectuales de los hechos tienen nombre y apellidos, los hemos señalado muchas veces, pero en lugar de ser juzgados reciben premios y cargos públicos , como (el exsecretario de Gobernación) Emilio Chuayffet Chemor, quien se desempeñó como secretario de Educación Pública durante el gobierno de Enrique Peña Nieto”.

Las Abejas sostienen que “el principal autor intelectual de la guerra de contrainsurgencia en Chiapas y de la masacre de Acteal es el expresidente, Ernesto Zedillo Ponce de León, quien debe de ser juzgado por sus crímenes y graves violaciones a los derechos humanos cometido durante su gobierno (1994-2000)”.

Destacaron que “desde el 22 de diciembre de 1997, a la fecha, los partidos políticos, los malos gobernantes, los jueces, funcionarios y servidores públicos han contribuido al desgaste y a la victimización de las víctimas y sobrevivientes de Acteal, por lo que deben de ser señalados también como perpetradores de la masacre por encubrir a los autores materiales e intelectuales”.

Además, “son responsables por omisión de la serie de asesinatos, desapariciones forzadas y masacre como las de Atenco, Ayotzinapa, Tlatlaya y feminicidios, entre otros” hechos.

Sobre la propuesta de amnistía del presidente Andrés Manuel López Obrador, Las Abejas afirmaron que “no hay que confundir la justicia y la verdad con la venganza. Para nosotros, en nuestro corazón tzotzil y como organización pacifista, el perdón no es venganza, pero eso no quiere decir que haya que dejar impune una grave violación a los derechos humanos, como la masacre de Acteal”.

Por su parte, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba), manifestó que en Acteal “la lucha y la resistencia persisten, se camina y se construye día a día”, por lo que “el riesgo de ser nuevamente víctimas es mayor, pues persiste la lógica de militarización y en la zona Altos de Chiapas la continuidad y nuevos rostros de la paramilitarización”.

“El gobierno mexicano actual no tiene una idea clara para construir la verdad y la justicia, demanda de atención de víctimas, familiares, organizaciones, etcétera, por las graves violaciones a los derechos humanos”, además de que “no dista de los gobiernos anteriores en el fondo de actuación y falta de respuesta integral a la histórica demanda de justicia en México”, subrayó.

Anuncios

2 COMENTARIOS

Deja un comentario