Detienen el éxodo de hondureños en el rio Suchiate

Las parroquias de los municipios de la costa de Chiapas fueron habilitadas como refugios para atender a la caravana migrante.

0

Gabriela Coutiño

Río Suchiate, Chis.22 Oct.- Policías federales y agentes del Instituto Nacional de Migración intentaron este lunes contener con operativos de vigilancia, la marea humana de migrantes Hondureños que ingresaron a México con la idea de llegar a Estados Unidos en la “Caravana migrante”.

En la ribera del Río Suchiate que sirve de línea divisoria con Guatemala, a bordo de dos patrullas, los agentes recorren los puntos “paso del coyote” y “Palenque”, de mayor movilidad de personas y mercancías.

Los uniformados inhibieron el cruce de los migrantes. “Solo 22 hondureños atendimos este día; por eso deshabilitamos el albergue”, señaló un funcionario de la alcaldía local.

La Diócesis de Tapachula ha alertado al ayuntamiento para que se preparen, porque vienen otro contingente de 2 mil personas, según le dio a conocer la pastoral guatemalteca.

En la vía Ciudad Hidalgo – Tapachula, los uniformados se desplazan en “volantas” inspeccionando los vehículos de carga y de pasajeros.

En el río, los agentes de migración apoyados por personal de la Gendarmería solo permiten el tránsito de quienes muestran su credencial de habitante fronterizo. Las Personas que no tienen documentos son enviados devueltos a Guatemala, en las mismas balsas.

El ingreso de los hondureños se ha detenido en el río en las últimas horas, pero unos 500 continúan en el puente internacional Rodolfo Robles, en espera de entrar de manera documentada a México.

Mientras tanto, la caravana de más de siete mil hondureños pernocta esta noche en las instalaciones de la Unidad Deportiva del municipio de Huixtla.

La iglesia brinda albergue y comida a los migrantes

Las parroquias de los municipios de la costa de Chiapas fueron habilitadas como refugios para atender a la caravana migrante.

La Diócesis de Tapachula informó un plan que permitirá a los migrantes recibir una ración de comida por la tarde noche, luego de caminar durante el día, al día siguiente proporcionará alimentos para continuar el camino, así como ofreció las iglesias de los municipios de Villa Comaltitlán, Mapastepec, Pijijiapan y Tonalá para que los hondureños pasen la noche.

“Estamos asistiéndolos en su travesía por nuestro territorio diocesano, hasta donde nos sea posible”, dijo el Obispo de Tapachula, Jaime Calderón Calderón.

 

Anuncios