Visibilizan acoso en Unach y la Escuela Primaria Rosario Aragón Coss

Movimiento #MeToo se mantiene con fuerza entre las mujeres de Chiapas

En los últimos días en redes sociales estudiantes y ex estudiantes de las universidades de Chiapas han narrado acosos que han sufrido por parte de catedráticos y personal administrativo de las diferentes casas de estudio.

Sin embargo, también hay denuncias de estudiantes que realizan sus prácticas laborales, tal es el caso de Adriana Méndez, una joven estudiante de la Unicach, quien denunció haber sido víctima de acoso por parte del director de la escuela Primaria Rosario Aragón Coss.

“El director me pidió que anotara mi nombre en una hoja que él tenía, lo anoté y me dice al final ‘no debieron ponerte ese nombre, debieron ponerte Elena´, a la primera no respondí nada y me lo repitió, en esta si pregunté ¿por qué? A lo que él respondió ‘debieron ponerte Elena, porque cada día estás más buena´. No dije nada ante eso, pero las risas junto con la de los maestros que estaban a su lado no se hicieron esperar, yo los quedé viéndolos seria y me sentí tan humillada”, contó la estudiante.

Otro caso que salió a la luz esta semana fue el de una ex estudiante de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach), quien decidió alzar la voz y contar su historia para que se ponga fin al acoso sexual en las universidades.

“Estaba terminando el sexto semestre de mi licenciatura en la UNACH, me llevé a examen extraordinario la materia de Economía. El profesor me dijo que podía ser más fácil el examen si me lo hacía en un ‘hotelito’ cerca de la Uni.

Este año, un amigo me invito a acompañarlo al baile del Día del maestro por parte del sindicato de maestros de la UNACH, a media fiesta escuché decir del nombre del docente acosador, al momento que uno de los integrantes del sindicato anunciaba el ganador de una pantalla plana. ¡Oh sorpresa! Hasta ahora sigue siendo docente de la UNACH y los documentos que atestiguaban su comportamiento como acosador sexual, jamás fueron atendidos”, declaró la ex estudiante.

En Facebook más mujeres han decidido alzar la voz, y prueba de ello es la publicación de una joven donde exhibe a un supuesto locutor de radio de San Cristóbal de Las Casas mandándole mensajes obscenos a su cuenta de Facebook.

Cabe recordar que fue a finales de 2017 cuando se hizo viral el movimiento #MeToo, con el que miles de mujeres de todo el mundo llenaron las redes sociales de relatos y denuncias de los abusos sexuales que han sufrido en primera persona.

El movimiento para dar voz a las víctimas de abusos sexuales lo inició la activista Tarana Burke años atrás, pero hace unos meses, fue la actriz Alyssa Milano quien invitó a las mujeres de todo el mundo a denunciar casos de abuso y acoso machista en Twitter.

En Chiapas, cada vez son más las mujeres que no están dispuestas a quedarse calladas y sin miedo han comenzado a unirse a este movimiento desde sus redes sociales.

Anuncios