La UNACH coludida en la Estafa Maestra

La UNACH defraudó a estudiantes y formó parte del robo a cientos de personas que eran parte de la Cruzada Nacional Contra el Hambre

0

La Auditoria Superior de la Federación (ASF), continúa destapando a personas, empresas y universidades que realizaron desvíos de recursos federales durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, bajo el esquema conocido como La Estafa Maestra.

La investigación periodística conocida como “La Estafa Maestra” da a conocer un mecanismo que permitió durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, la realización de un fraude cometido por el gobierno mexicano por más de 7 mil 760 millones de pesos.

A más de seis meses de que se diera a conocer, ninguno de los responsables ha sido sancionado, destituido, procesado o encarcelado por la malversación de recursos públicos que, podrían pagar la carrera completa de 26 mil estudiantes en la UNAM durante cuatro años.

El caso fue revelado por el portal de noticias Animal Político y la organización Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad (MCCI), quienes dieron a conocer que el Gobierno “desapareció” recursos públicos mediante convenios opacos con universidades públicas que a su vez se daban a la tarea de subcontratar empresas, muchas de las cuales en realidad no existían o que en el mejor de los casos, no tenían la capacidad de realizar el servicio por el cual fueron contratadas.

OCELOTES MILLONARIOS

En la primera entrega de informes individuales de la Cuenta Pública 2017, la ASF detalla que la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) recibió en el 2015 por parte de Sedesol un monto de 60.9 millones de pesos.

Dicha cantidad forma parte del monto de 3 mil 037 millones de pesos que la ASF tiene auditados a la Sedesol, Sedatu y Sagarpa, y que han originado que dicho organismo presente 17 denuncias penales integradas por parte de la Procuraduría General de la República.

EL CONVENIO ENTRE SEDESOL Y UNACH

Cabe recordar que la Universidad Autónoma de Chiapas y la Secretaria de Desarrollo Social del Gobierno de la República, firmaron un acuerdo específico para el desarrollo y operación de proyectos, que aparentemente se llevaron a cabo en 12 municipios del estado, considerados prioritarios por su alta marginación y que forman parte de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

En dicho convenio se acordó la contratación de promotores comunitarios quienes trabajaron en proyectos relacionados con la atención a la alimentación y desnutrición, analfabetismo, apoyos a madres solteras y huérfanos.

De acuerdo a la Sedesol en Chiapas el número de personas que fueron incorporados como promotores de la Cruzada Nacional contra el Hambre en el estado ascendía a los 800 individuos.

Meses después de ponerse en marcha el programa los promotores comunitarios en Chiapas exigieron mediante manifestaciones el pago por el trabajo realizado y denunciaron que el programa había fracasado ya que los líderes se aprovechaban y se llevaban los alimentos, esto pese a que sí se hicieron algunos comedores comunitarios.

En esas manifestaciones los jóvenes egresados de la Unach también expusieron que debido al convenio entre Sedesol y la Universidad Autónoma de Chiapas ellos habían sido contratados, pero la casa de estudios no les pagó, por lo que muchos se vieron en la necesidad de pedir préstamos o vender pertenencias.

El pasado miércoles 4 de julio la ASF dio a conocer que inició procedimientos de sanción en contra de 72 personas y empresas, entre ellos 63 funcionarios y exfuncionarios de Sedesol, así como de dos universidades públicas, por su responsabilidad en la firma de convenios irregulares en el año 2013.

Los implicados tendrían que regresar al erario la cantidad 1 mil 088 millones de pesos, acorde al daño patrimonial originado por servicios que no realizaron las universidades que firmaron los convenios.

De no pagar se daría vista al SAT para que procesa con las medidas que considere convenientes para el cobro, entre ellas el embargo de bienes. Hasta el momento no se han dado a conocer los nombres de los implicados ya que son procesos legales en curso.

En la Unach han puesto sus barbas a remojar, pues la Auditoría Superior de la Federación cada vez está más cerca de destapar toda la corrupción de la que fueron parte a través de la Estafa Maestra.

Anuncios