Detalles del contrato entre el IEPC y DSI Elecciones S.A. de. C.V.

Alrededor de 16 mil  ciudadanos chiapanecos  fueron los que  perdieron su derecho al voto al ser apadronados en 42 países diferentes para  concretar así el  fraude electoral del que salió beneficiado el ex-diputado Roberto Pardo  Molina del PVEM.

Como se dio a conocer desde hace varios días el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana del Estado de Chiapas (IEPC)  contrató a la empresa DSI Elecciones S.A. de C.V para que manejara  el Programa para la implementación del voto electrónico  de los  chiapanecos residentes en el extranjero  para la  elección de diputados  en el proceso loca.

En  las cláusulas del contrato firmado  por el IEPC  y DSI Elecciones  en el apartado décimo cuarto  el prestador de servicio  garantiza el óptimo funcionamiento del sistema  conforme a  las especificaciones presentadas  en la propuesta y descritas en el Anexo  A Descripción del Proyecto.

En ese mismo apartado se especifica que la responsabilidad de DSI Elecciones en relación con la garantía consistirá en ajustar, reparar o reemplazar funciones  defectuosas  que causen una operación anormal del sistema, sin costo,  para el instituto.

En el Anexo A  en el apartado de Recepción de Solicitudes y Registro se menciona que aquellos chiapanecos que hayan realizado  el registro al programa en el portal de internet  mediante  el formato de solicitud de inscripción a la lista nominal  de internet recibirán un correo electrónico  en donde vendrá la confirmación de que la solicitud fue aceptada así como un vínculo de acceso (link) al sistema de contraseñas.

Aparentemente la empresa  adicionalmente y como medida de seguridad  enviaría otro enlace de acceso utilizando un canal seguro cifrado para que éste conociera su contraseña y le permitiera al ciudadano emitir su voto electrónico  de manera aleatoria y cifrada.

Posterior a la recepción de solicitudes, la empresa enviaría al INE  la información recabada  para la validación  de los registros  y realizara la compulsa a la lista nominal.

Seguido de la validación el INE entregaría al IEPC la lista nominal  quienes en teoría tenían que la base de datos estuviera lista para almacenar los votos.

Tanto el INE, el IEPC  como la empresa encargada de llevar a cabo la votación tenía que resguardar y vigilar la base de datos, sin embargo  no solo no  vigilaron que se llevara un proceso limpio, sino que fueron parte al ver alteradas las listas nominales o bien alterarla ellos mismos.

La empresa  DSI Elecciones deberá dar a conocer los correos electrónicos a los cuales se envió las llaves para acceder a  las votaciones,  que era una de los principales candados para proteger al ciudadano.

 

Contrato Completo Aquí