Publicidad...

Partieron desde tierras chiapacorceñas en búsqueda de la flor de “Niluyarilo”, biológo estima que serán extraídas más de 50 mil plantas en esta tradición.

Tuxtla Gutiérrez.- Como cada 14 de diciembre, los conocidos como “Floreros” partieron desde tierras chiapacorceñas hacia las montañas de los Altos de Chiapas, en búsqueda de la flor de “Niluyarilo” para regresar el 21 del mes y empezar los preparativos de las festividades del niño florero.

Según la leyenda el sol y la luna se introdujeron sobre las aguas, naciendo un niño que se ve representado en la flor de “Niluyarilo”, debido a la forma de esta bromelia. Muchas personas van por ella para adornar el nacimiento del niño florero, patrón de esta festividad. 

Más de 50 mil flores extraen floreros de Chiapa de Corzo casa año, estimó Óscar Farrera Sarmiento, curador de Flora del Jardín Botánico de la Secretaría de Medio Ambiente e Historia Natural (SEMANH). Las personas van por la flor de mazorca, nilurosa y niluyarilo, para adornar el altar que se ofrece al conocido como Niño Florero.

En los años 80 a esta actividad la denominaron como la traída de la flor de niliuyarilo, que en en lengua Chiapaneca significa Flor Divina, según información de Edgar Zenteno, habitante del poblado chiapaneca.

El reto de los floreros no es sólo el peregrinar, sino soportar las bajas temperaturas en esta temporada de los Altos de Chiapas, además de encontrar y cortar las bromelias que nacen en lo alto de los árboles de esta región. 

Son siete días que estas personas están fuera de su casa, durmiendo a la intemperie, soportando frío, lluvias, incomodidades, durmiendo en el suelo, con cansancio pero con devoción para cumplir su manda y traer flores para la iglesia, donde entregan una cantidad y lo demás les queda para su propio nacimiento.

Publicidad..

Deja un comentario