Kínder de Tuxtla es un peligro latente para menores

Tan cerca de los tres poderes del Estado y tan lejos del bienestar; por falta de atención, el Jardín de Niños y Niñas José Emilio Grajales Moguel del ejido Plan de Ayala pone en riesgo la integrada de infantes.

A las afueras de Tuxtla Gutiérrez, en la colonia Plan de Ayala Norte, se ubica el Jardín de Niños y Niñas José Emilio Grájales Moguel. Un kínder con muchas necesidades, mismas que si no se atienden, pondrán en riesgo la integridad de los menores que ahí reciben clases.

Fabiola Avendaño
Docente del Jardín de Niños José Emilio Grajales
“Bueno, pues este Jardín es muy pobre; tenemos ese monte que se presta a bichos, a rateros, entran mucho a la escuela a robar, se llevan hasta lo que no. Se han llevado cables de luz, se han llevado material didáctico; las ventanas, mi salón no tiene ventanas, esta que es la biblioteca le hemos mandado a poner dos veces las ventanas y se las han llevado.”

Aseguran que constantemente ingresan ladrones a las instalaciones, así como perros en situación de calle y la fauna nociva que tienen de guarida un terreno baldío que no han limpiado desde hace varios años.

Fabiola Avendaño
Docente del Jardín de Niños José Emilio Grajales
Como le dije, los animales, las serpientes… ya encontraron una vez un nido de serpientes aquí adentro del kínder, pero se vienen de allá… ¡¿Qué más le puedo yo decir?!

Yo llevo aquí siete años y en los siete años, una sola vez han mandado a limpiar.”

Fabiola Avendaño, una de las tres educadoras con las que cuenta el kínder, asegura que han solicitado el apoyo de las autoridades ejidales para que intervengan. Sin embargo, no han tenido éxito con los propietarios.

Fabiola Avendaño
Docente del Jardín de Niños José Emilio Grajales
“Pues el comisariado dice que le hable al dueño del terreno y que pues no puede hacer más. Yo creo que una multa sí le podría poner, porque no pueden tener un terreno en un lugar donde ya es habitable, terrenos así. O el de allá enfrente que también está super lleno de monte, lleno de pica pica…

Este año precisamente, la Mactumatzá nos apoyó, el jardinero de la Mactumatzá nos apoyó en limpiar porque también aquí estaba el monte, obviamente. Limpió y se fumigó antes de limpiar las clases, por eso es que aquí está limpio. Por lo que hacen un llamado al responsable de los terrenos abandonados en la calle prolongación Chihuahua y calle Jalapa de la colonia Plan de Ayala, y a las autoridades educativas para terminar de construir la barda que se requiere en el kínder.”

Fabiola Avendaño
Docente del Jardín de Niños José Emilio Grajales
“Al dueño del terreno que venga y lo limpie. Y a las autoridades, pues que dé recursos para poder hacer la barda, porque ahorita con la pandemia ni reina podemos hacer.

En años anteriores, hemos hecho reina de la primavera con votos de dinero, y lo que se logra recabar, logramos hacer la barda de atrás. La de aquí a lado no, porque como es una bodega, aprovechamos esa barda, pero de este lado no hemos podido. En siete años no se puede, porque es un jardín muy pobre, como le digo… – Pues apoyan hasta dónde están sus recursos, si se da cuenta es urbano marginal. Es gente pobre.”

Y por si fuera poco, nos hicieron saber también, que la barda que tanto les costó construir, ubicada en la parte trasera del jardín de niños, corre riesgo de colapsar, pues un árbol del terreno vecino de atrás lo está tirando poco a poco.

Periodista y apasionada de la producción audiovisual; egresada de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación, se ha desarrollado profesionalmente en prensa escrita, radio y televisión. Inquieta por el rescate de las tradiciones zoques tuxtlecas, participa activamente en diversos movimientos culturales.

Deja un comentario