Publicidad...

Por el ‘colectivazo’, inconformidades con el transporte público y hasta por conflictos escolares, bloqueo al acceso principal ya es una constante.

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Por el ‘colectivazo’, inconformidades con el transporte público y hasta por conflictos escolares, en los últimos días el Ejido San José Terán se ha visibilizado por bloqueos  a su acceso principal.

El primer hecho se registró días después del accidente del colectivo de la ruta 115 que circulaba sobre la capital chiapaneca que dejó víctimas mortales.

Ante la inacción de las autoridades, familiares de los heridos y  fallecidos, así como habitantes de la zona, bloquearon el acceso principal al ejido y quemaron una unidad de la mencionada ruta.

Esa noche, Luis Antonio Chay Jiménez, Comisariado ejidal, fue exhibido por mentiroso y corrupto;  el funcionario aseguró que había gestionado para que les otorgaran facilidades a los familiares de quienes perdieron la vida, pero la multitud lo desmintió.

Al día siguiente, se mantuvo la tensión, para entonces ya había sido retenidas al menos tres unidades del transporte público.

Tras su aparición durante la manifestación, surgieron otras denuncias en contra del funcionario municipal, Luis Antonio Chay Jiménez.

“Lolita” denunció ante la opinión pública que con documentos falsos y tráfico de influencias, el Comisariado Ejidal, intenta apoderarse de lo que su abuelo cedió en vida a la mujer que es su viuda.

Una más, evidenció que con el apoyo de comisariados ejidales la despojaron del terreno que compró hace 20 años; consignó que el Tribunal Agrario no revisa pruebas y la Comisaría sede a cualquiera.

En esos días, una camioneta se estrelló contra la pared de una casa, presuntamente el conductor se encontraba en estado de ebriedad, fue retenido por colonos y se negaban a entregarlo a las autoridades.

En un hecho más reciente, padres de la escuela secundaria Ricardo Flores Magón, bloquearon el acceso al ejido por inconformidades con la dirección de la escuela.

Situación similar se registró en 2018 cuando padres de familia de la escuela ubicada en Tuxtla Gutiérrez  ambién se manifestaron para exigir la intervención de la Secretaría de Educación del Estado, pues aseguran que las autoridades del plantel incurrieron en desvío de recursos.

Deja un comentario