Rafael Murillo Campos, “Don Rafita”, quien trajo a Tuxtla Gutiérrez la tradición de los tacos y gorditas de carnitas de su natal Michoacán y que se ha vuelto un referente en la comida popular, ha muerto.

Hace 36 años estableció su negocio que con el paso de los años creció y se extendió con sucursales en todo Chiapas. A él, se le podía ver en una carretilla en la esquina de la 7a sur y 3a poniente, donde su popularidad entre las y los tuxtlecos era notoria.

“Es un antojito diferente a lo que venden aquí”, expresó don Rafael en una entrevista que ofreció a la extinta TVS, a propósito de la popularidad y el crecimiento de su empresa en Tuxtla Gutiérrez y Chiapas.

More

Deja un comentario