Crear una cocina para el hogar que se adapte a los gustos y preferencias de los miembros de la familia y que garantice una resistencia elevada a largo plazo es algo fundamental en cualquier vivienda. Pero no siempre acertamos a la hora de elegir los materiales, a pesar de que existen opciones que suponen un acierto seguro, como es el acero inoxidable.

Las cocinas de acero inoxidable son muy conocidas por los chefs y los restaurantes, donde son las más demandadas por su apariencia impecable y su gran funcionalidad. Pero no eran tan conocidas para los hogares hasta hace pocos años, donde se comenzó a extender su uso. Este tipo de cocinas incorporan elementos como las parrillas de gas de Avera, ideales para aportar un toque tradicional y sofisticado al cocinado de alimentos.

Pero, ¿cuáles son las principales ventajas de este tipo de cocinas?

Entre las ventajas más interesantes de las cocinas de acero inoxidable podemos destacar por su importancia las siguientes:

Coste reducido

Las superficies de acero inoxidable están disponibles a un precio más asequible que otros materiales de uso habitual en las cocinas, como son el mármol, el cuarzo o el granito. Esto permite un ahorro muy interesante sin renunciar a una excelente calidad y a una cocina que se conservará en perfecto estado durante años. Es frecuente el uso de campanas de acero inoxidable para extraer los humos creando una combinación perfecta con el resto de elementos de la cocina.

Higiene y limpieza sencilla

El acero inoxidable es un material en el que no se fijan las manchas gracias a su superficie lisa, por lo que es muy difícil que proliferen gérmenes o microbios. Esto garantiza una máxima higiene para toda la familia. Sin olvidar que la limpieza y el mantenimiento se realizan de forma muy sencilla, y es que tan solo hace falta un spray multiusos y un paño para dejar limpia y brillante la superficie. No se necesitan productos especiales para que luzca durante años como el primer día.

Resistencia y durabilidad

Las cocinas de acero inoxidable destacan por su durabilidad y resistencia a largo plazo. Por su propia naturaleza estamos ante un material con propiedades anticorrosivas, por lo que no se ve afectado por la humedad y el óxido. También hay que destacar que soporta perfectamente las altas temperaturas, así como los arañazos y raspaduras que pueden producirse al utilizar los utensilios de cocina. Por tanto, es uno de los mejores materiales para que la cocina se conserve muy bien incluso con un uso intensivo durante años.

Diseño actual

Las cocinas de acero inoxidable son tendencia en el mundo de la decoración en la actualidad. El brillo que desprenden sus superficies aporta un toque lujoso y minimalista en línea con las principales tendencias en decoración del hogar. Sus contornos rectos y suaves dan una sensación de amplitud del espacio y de firmeza en la instalación dando una imagen de cocina amplia y de calidad. Una tendencia por encima de otras que siguen estilos vintage o retro que han ido perdiendo relevancia en los últimos años.

Menor necesidad de iluminación

Al contar con una superficie reflectante y brillante, las cocinas que utilizan el acero inoxidable como su material principal necesitan una menor cantidad de iluminación que el resto. Y es que con un poco de luz que se coloque vamos a conseguir que se proyecte por toda la estancia al reflejarse en la superficie del acero inox. Esto permite un ahorro muy interesante en iluminación, sin olvidar que simplifica la instalación de la cocina al necesitar menos cableado eléctrico.

Adaptable a cada hogar

Las cocinas de acero inoxidable se pueden adaptar perfectamente a las dimensiones y necesidades de cada hogar. Y es que los muebles pueden ser fabricados a medida para encajar en las medidas de tu cocina consiguiendo una cocina diseñada en exclusiva para ti. Esto supone un avance respecto a las cocinas que se venden completas y listas para instalar que no se adaptan a las medidas exactas de la cocina. Sin olvidar de que los muebles de acero inoxidable hacen juego con los electrodomésticos, que suelen tener también el mismo aspecto en tonos plateados.

Más abierta a modificaciones

Al crear una cocina de acero inoxidable es más fácil incorporar espacios y modificaciones que se pueden necesitar en un futuro. Y es que, al contrario de las maderas de ciertos colores o de un tipo de granito o mármol concreto que pueden agotarse o dejar de fabricarse con el mismo aspecto, el acero inoxidable no pasa de moda y se seguirá utilizando en las cocinas dentro de 5, 10 o 20 años. Por tanto, podemos incorporar modificaciones sin que se perciba que ha sido una remodelación posterior al integrarse a la perfección con la instalación original.

Estas son las principales ventajas de diseñar y comprar una cocina fabricada en acero inoxidable. Un material resistente y atractivo que aporta a tu hogar un aspecto elegante y futurista que nunca pasa de moda.

More

Deja un comentario