San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.- Vecinos del barrio de Fátima han denunciado a través de este medio las afectaciones que sufren por encharcamientos e inundaciones a causa de las fuertes lluvias de la temporada. Aseguran que esta problemática les aqueja desde hace muchos años, principalmente en las Calzadas de Pípila y del Cementerio.

“Como baja mucha agua de las partes altas, cuando llueve muy fuerte aquí se estanca. Anteriormente cuando no estaba este muro, era su cauce natural del agua, ahí se iba y no nos inundábamos; a partir de que comenzaron a hacer este muro, se estancó el agua, se hizo un dren pero, ya al paso de este tiempo ya es obsoleto”, dijo José Rolando Ballinas Pineda quien vive en la calzada del Cementerio y es una de las personas afectadas por las inundaciones.

 

Deyanira Cañaveral Pedrero, comentó para Alerta Chiapas que, luego de un supuesto arreglo de pavimentación a esta zona, las inundaciones han empeorada para ella y los vecinos de la Calzada de Pípila.

“Siempre que llueve es constante, después del arreglo de calle es más frecuente que nos inundemos muchísimo, entra el agua; por eso se tapan las calles para que se evite que los vecinos también se llenen de agua, eso sí, suele suceder que se enojen las personas que vienen en coche pero, sufrimos también de las coladeras, se bota todo las coladeras y la calle… la calzada del cementerio se llena muchísimo.

 

“Se llenó todo de agua hasta allá adentro y, luego, no respetan los automovilistas cuando se pone el lazo (para bloquear la calle)… lo dejaron mal hecha la calle, no tiene desnivel, no tiene ni los canalitos que debe tener en las orillas. De la calzada del Cementerio todo el agua se viene de este lado, se llena toda.”, comentó la señora Martha Cecilia Aguilar Morales, quien también se ha visto afectada por las inundaciones.

El señor Ballinas cuenta que incluso han solicito el apoyo de las autoridades de vialidad para que eviten circular por esa zona cuando la calle se inunda, pues al pasar los automovilistas, el agua se mete a las casas de los vecino de ambas calzadas.

 

“Esta agua se va estancando desde el principio y se va recorriendo hasta acá, como es más la presión que viene, aquí se acumula porque es la parte más baja. Aquí sube alrededor de un metro y diez (centímetros), metro y veinte; entonces, en nuestras casas entra el agua alrededor de quince-veinte centímetros.”

 

Finalmente, aseguraron que este problema tiene alrededor de treinta años y que los vecinos han gestionado en varias administraciones la construcción de otro dren para que a la par del que ya está, se vaya el agua hacia el río, sin embargo, el panorama no ha sido favorecedor para los colonos.

 

“El problema que tenemos de este dren que tenemos, es que tiene un tope allá donde desemboca y no le permite salir al río, entonces ahí se estanca el agua. Supuestamente en esta administración ya estaba el presupuesto, ya estaba el contratista, ya estaba el levantamiento, ya se iba a hacer un dren para que la mitad del agua se fuera a la zona de humedales y la otra al río… resulta que al final de cuentas, dijeron que en Tuxtla Gutiérrez no dieron el permiso para perforar porque son terrenos federales y por eso ya se quedó trunco el proyecto, ya no se hizo nada. Volvemos a quedar en las mismas.”

More

Deja un comentario