Después de implementar los protocolos sanitarios establecidos ante un caso sospechoso de la COVID-19 y realizar la limpieza y sanitización correspondientes, se ha valorado la pertinencia de su apertura, encontrando condiciones óptimas para ofrecer visitas públicas, sin poner en riesgo la salud del personal operativo y de los visitantes.

 

La zona arqueológica abrirá al público de lunes a domingo, respetando un aforo máximo de 600 personas por día, distribuidas en dos horarios, con un máximo de 300 personas cada uno: de 8:30 a 12:30 horas y de 12:30 a 16:00 horas, con último acceso a las 15:00 horas.

 

Para el acceso se seguirán las medidas preventivas de carácter obligatorio: el visitante deberá portar cubrebocas desde su llegada. En el ingreso se hará la toma de temperatura corporal y la aplicación de alcohol gel, y se instará a guardar la sana distancia de, al menos, 1.5 metros. En caso de que alguna persona presente síntomas de contagio se le canalizará debidamente.

More

Deja un comentario