El sonido del tambor y pito ensordece en la parroquia de la Santa Cruz, en Terán. Los músicos adoran la cruz con las ensartas de flor de mayo que fueron elaboradas para este día.

En Terán hoy es día alegre, afuera y adentro están las personas que salieron de la misa con sus cruces adornadas, para ser bendecidas por el sacerdote.

La parroquia de la Santa Cruz tiene una particularidad desde el año 2000, hace 21 años le fue donada una astilla de la cruz de Jesucristo, que puede ser observada por medio de una lupa.

Cada vez que es día importante, como hoy, bajan el nicho de cristal en que está resguardada para que sea alabada por la ciudadanía.

En la entrada de la iglesia está una placa que indica el suceso: “Doy fe de que en el presente relicario que entrego hoy, se encuentra una astilla pequeña reliquia extraída de la verdadera Cruz de Jesucristo, la cual hizo llegar hasta nosotros mons. José Trinidad Sepúlveda, primer obispo de Tuxtla”.

La placa está firmada por el padre Marco Antonio Pineda, de la parroquia de la Santa Cruz de Terán. Ante esta reliquia desfilan las y los fieles en este día, para mostrar su devoción

 

More

Deja un comentario