En Venustiano Carranza, Chiapas, la tensión crece ante la histórica disputa de predios, ante el secuestro de dos adherentes de la Alianza de Comuneros Indígenas Tsotsiles “San Bartolomé de Los Llanos” a manos de la organización Casa del Pueblo.

En un comunicado, manifestaron que lo ocurrido el domingo 25 de abril se trata de una retención que la Casa del Pueblo intenta disfrazar como un acto intimidatorio, pues acusa que los dos tsotsiles portaban equipo militar.

“En ningún momento se encontraban en posesión de armas de fuego y por ende dicho secuestro no ocurrió por un enfrentamiento armado entre ambos grupos como la Casa del Pueblo lo ha venido divulgando”, se explicó.

Exigieron la liberación de sus dos compañeros, de quienes se desconoce su estado de salud, y aseguraron que ya se estableció una mesa de diálogo este 26 de abril en la comunidad Laja Tendida en coordinación con autoridades, pero acusaron que la parte contraria pretende liberarlos “como si fueran moneda de cambio o como un chantaje”.

El conflicto territorial data de más de 50 años, la Alianza “San Bartolomé de Los Llanos” acusa que la Casa del Pueblo lleva ese tiempo intentando expulsar a sus miembros de manera “violenta, inhumana y cobarde tristemente aferrándose con la imagen de Emiliano Zapata”.

El Gobierno del Estado emitió un comunicado, donde sin especificar el conflicto, manifestó que la justicia no está a negociación y que el Estado de Derecho no estará sujeto a presiones de grupos que actúan al margen de la ley, por lo que actuará por medio de los órganos de administración y procuración de justicia para que ningún acto delictivo quede impune.

“Exhortamos enfáticamente a los grupos en conflicto a privilegiar el diálogo y el consenso para alcanzar acuerdos que abonen a la paz en Chiapas; las familias chiapanecas merecemos vivir en un ambiente de paz donde no existan confrontaciones y prevalezca la armonía”, sentenció.

More

Deja un comentario