in

Redes sociales promueven falso positivismo

Potencializan la infantilización de las emociones con mensajes de positivismo exagerado; minimizan el estado emocional de los demás, ya que demuestran falta de empatía.

La licenciada en psicología y maestra en terapia familiar sistémica, Zoila Margarita Zea Albores dice que, actualmente se vive una tendencia a través de los medios masivos de comunicación, como lo son las redes sociales, sobre un falso positivismo. Del cual, precisamente en ocasiones, se cae en una infantilización de las emociones con mensajes de positivismo exagerado.

 

“¿Qué sucede? Que se crea un estigma contra las emociones negativas o las emociones adversas, en las cuestiones que pasamos de tristeza o de otras situaciones como si fuese una negación o una forma de no querer aceptar o permitir sentirlas; también se puede considerar la ansiedad como debilidad, que si dudas de tus emociones es porque eres un inútil, porque no eres feliz, no tomas una actitud del ¡ánimo! Sino que, eres un amargado.”

 

Comenta que es muy real el aceptar y sentir las emociones, además de expresarlas, pues no necesariamente se tiene que estar feliz todo el tiempo; lo positivo no siempre tiene que coincidir con la felicidad y si se está pasando por un momento de dolor no se tienen porqué negar esas emociones. Aunado a esto, asegura que son irrespetuosas las personas que juzgan desde su privilegio y minimizan el estado emocional de los demás, ya que demuestran falta de empatía.

 

“Es bueno que se haga una reflexión sobre esto porque mucha gente está pasando por momentos de ansiedad, sobre todo con la pandemia, las consecuencias que trae consigo, la cuestión económica, el desempleo, si tienen problemas en casa, de relaciones de pareja, en fin… no creo que a través del positivismo se pueda llegar a una solución.”

 

“Hay que reconocer que todos estamos expuestos a momentos de quiebre, adversos, aceptarlos y entender que no todo tiene que estar lindo siempre. Que la vida es imperfecta, y que hay momentos de felicidad inmensa y otros de dolor.

“No es de a fuerza tener que ver o estar en positivo, se elige ser, es diferente. No se puede anestesiar todo el sentir, es mejor fluir y aceptar lo que vayamos experimentando.”

 

Finalmente, agregó que existe un punto muy importante que se debe considerar sobre la propaganda que hay hacia el “positivismo” y cómo repercute en nuestra cotidianidad.

 

“Hay que preguntarse si este modo nos lleva a una actitud o a una construcción ideológica que se está aprovechando algún sistema para que nosotros nos encontremos en este estado de letargo, y que no precisamente tiene que ver con la felicidad. El sentido capitalista te hace pensar que entre más tenemos bienes y más estamos consumiendo pues, parece ser que ese es el éxito y que eso nos dará la felicidad.”

 

 Fans
 Followers

Written by Carolina Castillo

Periodista y apasionada de la producción audiovisual; egresada de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación, se ha desarrollado profesionalmente en prensa escrita, radio y televisión. Inquieta por el rescate de las tradiciones zoques tuxtlecas, participa activamente en diversos movimientos culturales.

Comments

Deja un comentario

GIPHY App Key not set. Please check settings

Loading…

0

Cómo escribir una publicación de Instagram que sea comentada

Sin infraestructura no hay arte, ni cultura