“No queremos un derramamiento de sangre”, soltó un molesto Jorge Luis López Cruz, morenista del municipio de Mezcalapa, quien junto con una centena de militantes se instaló en plantón indefinido en la sede de MORENA en Tuxtla Gutiérrez, ante la imposición de candidaturas.

“No queremos un derramamiento de sangre, que se escuche claro y que se escuche lejos, no queremos pérdidas humanas; no vamos a tapar carreteras y no nos vamos a salir de nuestro partido porque no se lo vamos a dejar al Verde, a que venga a hacer de las suyas en el 2024, eso está muy claro señores”, aseveró ante los medios de comunicación.

Señaló directamente al dirigente estatal Ciro Sales, así como a la dirigencia nacional integrada por el presidente Mario Delgado, la secretaria Citlally Hernández y la presidenta del Consejo Nacional, Bertha Luján, de haber causado este descontento por haber electo como candidatos a personas que no son de las bases.

Jorge Luis López aseguró que la designación fue amañada, que no hubo encuesta y que fue el resultado de negociaciones que la militancia real de MORENA no pudo pagar.

“Aquí fueron unas encuestas amañadas, fueron unas candidaturas que fueron vendidas, tuvieron precio, lo cual nosotros los pobres, los trabajadores, los luchadores por este gran proyecto, no pudimos llegarle al precio y el resultado es que nos están imponiendo candidatos en todos los municipios de Chiapas”, puntualizó.

More

Deja un comentario