Riesgos que podrían llegar a originar un posible foco de incendio en su tablero eléctrico

El tiempo, el deterioro, la erosión o una instalación deficiente podría perjudicar la eficacia de su tablero y transformarlo en un riesgo potencial, dado que no sería capaz de soportar la tensión que fluye por medio del mismo. Si los interruptores saltan continuamente o huele a quemado al encontrarse cerca es indicio de que debe recurrir a un especialista. 

Siendo el cerebro en el circuito eléctrico, toda la tensión que utiliza fluye por medio del tablero eléctrico, previo a llegar a todos los equipos del lugar. De existir algún defecto en el panel central este impactará en todo el sistema, ocasionando pérdidas significativas. Es por ello, que es importante comprender acerca de su tablero de distribución y cómo actuar si algo falla. 

 

Antes que nada ¿Qué es un tablero eléctronico?

 Comenzando por cómo arriba la energía a su hogar. Esta es originada desde un transformador local del servicio de suministro y se desplaza hacia su casa por medio de una línea de alta tensión. En el momento que llega, debe atravesar, previo a la distribución en toda la propiedad, por dos “puestos de control”.

En el primer punto, se encuentra el medidor o contador eléctrico. El cual determina la tensión recibida,y el segundo, es el tablero de distribución, también conocido como panel de control, o en términos comerciales central de carga, garantizando que la distribución de energía sea segura y constante en todo el sistema eléctrico. 

 

En caso de que el medidor perciba demasiado voltaje, el disyuntor principal del panel se disparara con el fin de evitar sobrecargas.

¿De qué manera los tablero eléctricos podrían ser un riesgo de incendio?

Su tablero no solo da acceso al flujo eléctrico proveniente del exterior. Si no también, es uno de los dispositivos de seguridad más significativos para una propiedad. Los interruptores del centro de carga “saltan” en el momento que localiza un exceso de tensión. En el instante que se acciona, cierra el paso de energía, evitando que el alto voltaje continúe su camino, el cual podría generar grandes daños materiales, incluso herir a sus habitantes. 

De medida de seguridad a peligro potencial, un tablero eléctrico pasa a ser un riesgo de incendio en el momento que no se encuentra capaz de actuar de forma segura ante la presencia de alta tensión, al fluir exceso de energía, el sistema se sobrecalienta.

Con el paso del tiempo, puede derretir el aislamiento del cable, inclusive desgastarlo hasta generar chispas. Asimismo, resultará peligrosa la manipulación, debido al calor por el sobrecalentamiento, pudiendo ocasionar incendios en toda la propiedad.  

¿Cuándo falla un tablero eléctrico? 

Son varios los motivos por los que podría dejar de funcionar de manera eficiente. Sin embargo, la circunstancia más frecuente es el deterioro por los años. Con una vida útil de 20 a 30 años. En tanto pasa el tiempo, sus elementos comienzan a debilitarse. 

En el momento que un tablero eléctrico comienza a envejecer, podrá percibir como sus disyuntores automáticos saltan con demasiada frecuencia. Siendo una señal de que su propiedad precisa mayor tensión del que el centro de carga puede operar o abastecer de manera apropiada. Inclusive de no contar con muchos años, podría encontrarse dañado, instalado de manera incorrecta o ser pequeño para cubrir con todas las necesidades. 

Una de las primeras medidas para corroborar si su tablero puede llegar a ocasionar un incendio, es controlando la frecuencia en la que saltan los interruptores. En vista que revela si el panel puede o no cubrir la demanda de energía. 

Marcas de quemaduras y otras señales de deterioro o rotura, son síntomas de problemas serios. Los siniestros por incendio, no siempre se originan por causa de un defecto en el dispositivo; sin embargo, en el momento que sucede es porque el tablero no logró contenerlo. 

More

Deja un comentario