Tuxtla Gutiérrez.- Al Tribunal Electoral del Estado de Chiapas (TEECH), “le tembló la mano” al no poder juzgar con perspectiva de género a Julián Nazar Morales, candidato a diputado federal por el Distrito VI, por las denuncias de violencia política por razón de género que interpusieron cuatro mujeres del Partido Revolucionario Institucional (PRI), aseguró Paulina Mota Conde, consejera estatal del partido.

“Al TEECH le tembló la mano al no poder dar un fallo histórico; no es suficiente la disculpa pública que ordenó a Julián Nazar Morales; el TEECH nos sigue debiendo a las mujeres; para mí el tribunal se quedó corto, es miserable la resolución”, declaró Paulina Mota Conde -una de las cuatro agraviadas- dado que el Tribunal declaró que no hubo violencia política en razón de género, pero sí violencia por obstrucción del cargo.

“Nosotras estamos creyentes y conscientes al 100 por ciento que sí hubo violencia de género, sí hubo una violencia política en razón de género, tenemos pruebas -más de 90 pruebas-; tenemos más de dos años con el tema y el partido nunca resolvió”, aseguró.

 

La Consejera Estatal del Revolucionario Institucional reafirmó su militancia priista pero reconoció que la dirigencia estatal del partido que encabeza Rubén Antonio Zuarth Esquinca, no ha respaldado a las mujeres violentadas.

 

“En ningún momento ha habido un posicionamiento a favor de nosotros del partido; a mí me parece que el Presidente Estatal del partido en estas elecciones debe salir a decir cero tolerancia la violencia política en contra de las mujeres.

 

“Yo soy priista y defensora de los derechos de las mujeres, yo no me tengo que ir del partido, yo cómo voy a incidir sino es desde adentro; yo no me tengo porque ir del partido, los que se tienen que ir son los violentadores”, concluyó.

More

Deja un comentario