Carolina Castillo

 

Tras un año en confinamiento a causa de la pandemia por COVID-19, muchos trabajadores se han visto afectados en lo que a sus salarios respecta pues, hay quienes manifiestan que las empresas en las que laboran les han reducido el sueldo a causa de la crisis económica que trajo consigo la cuarentena.

 

Miguel Buenrostro Ruíz, abogado, docente e investigador, comenta que ahora más que nunca han tenido que defender a personas que se han visto amenazadas en sus empleos, pues no faltan los patrones que se aprovechan de las circunstancias para bajar sueldos o despedir a sus empleados:

 

“Sí nos ha tocado resolver circunstancias en la vía de amparo por el efecto de que les quieren rescindir su contrato por no presentarse a trabajar y cosa que como ahorita estamos en la pandemia, se puede poner eso como evidencia jurídica para efectos de que les resguarden en su casa, seguir trabajando y que les continúen pagando sus salarios.”

 

Adultos mayores, mujeres embarazadas, pacientes crónicos, trabajadores informales, meseros, músicos, entre otros, son quienes más difícil se las han visto en este último año; sin embargo, existe un decreto presidencial que entró en vigencia recientemente y que cataloga a ciertos grupos como sector vulnerable a los que se les debe garantizar empleos donde se les otorguen permisos de ausencia con goce de sueldo.

 

Testimonios de empleados que prefieren mantener su identidad al resguardo, muestran su preocupación ante la zozobra que ejercen sobre ellos sus jefes y centros de trabajo, ya que la incertidumbre que les provocan es de lo más angustiante.

 

“Nos han reducido los sueldos y hemos estado apoyando a la empresa durante todo este tiempo… y, no vemos que vayan a regresarnos lo que ganábamos. En seis meses nos han estado pagando muy poco y ellos cada día ganan más.”

 

Tratar de hablar con el patrón y llegar a un acuerdo para ambas partes, en el efecto de que les sigan pagando su salario, para no perder esa subsistencia de trabajo, ya que cada vez están más escasos, son algunas de las recomendaciones para quienes desean evitar más conflictos con su empleador.

 

Según Buenrostro Ruíz, de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo, si el afectado es un trabajador del sector privado, pueden existir dos opciones:

 

“Si en dado caso, entre convenio de trabajador y patrón se dispone a bajar el salario por las circunstancias económicas que estamos pasando a nivel nacional, este se deberá establecer con nuevas condiciones en su contrato del trabajo. Si en dado caso, rescinden su relación laboral, existen opciones que el trabajador pudiera hacer mientras que recupera un trabajo obtiene otro, como por ejemplo, hacer retiros voluntarios por el seguro de desempleo ante su afore…”

 

“Ahora bien, si nos encontramos en el sector público, para los trabajadores de gobierno a nivel estatal y federal, existen varios elementos y varias armas legales en las cuales estas personas se pudieran defender si en dado caso les quisieran despedir en forma injustificada o bien, les quieren reducir el salario a estos trabajadores, una de ellas es la vía de amparo o bien, su demanda laboral ante las autoridades correspondientes.”

 

El Centro Federal y el Centro Estatal de Conciliación Laboral son las instituciones a las que podrían acudir quienes han sido víctimas de los despidos o de los sueldos recortados.

 

More

Deja un comentario