En el punto de vacunación habilitado en Caña Hueca la ciudadanía, al enterarse que ya no había dosis contra el COVID-19, retuvo a personal de salud que ya quedó libre, en tanto que otro grupo se resguardó a tiempo en vehículos, confirmó Jesús Espinosa de los Santos, secretaria general de la Sección 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (SNTS).

Lamentó que la falta de información y transparencia sobre el número de vacunas que había en existencia, haya traído como consecuencia que las y los adultos mayores de 60 años hoy se hayan arremolinado a los dos puntos de vacunación.

Información oficial de la Secretaría de Salud precisó que en Caña Hueca se destinaron hoy mil 800 dosis y en el Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez 800.

Jesús Espinosa explicó que la ciudadanía que ya no alcanzó un turno para que le aplicaran la dosis, se fue en contra del personal que lo único que hace es cumplir con la función de vacunar.

Por ello, muchos se tuvieron que quitar el uniforme y salirse. Por un tiempo, la mayoría de los 85 del personal de salud estuvieron encapsulados, por lo que tuvo que llegar la Guardia Nacional.

Por un momento, agregó la líder sindical, estuvieron localizando al personal que se había dispersado para conocer si estaban bien, lo cual ya fue confirmado.

Reiteró que la falta de información a la población generó este problema y el que mucha gente haya estado haciendo largas filas, algunas bajo el sol.

More

Deja un comentario