Rubí Zúñiga

 

Trabajadores de salud de la Unidad Médica Familiar (UMF) 25 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) siguen en la incertidumbre ante la aplicación de la vacuna anti COVID-19.

De los 30 que tuvieron la fortuna de recibir la primera dosis, están ahora esperando la inmunización; en tanto que 202 todavía están esperando apenas la primera dosis, a pesar de que están atendiendo a pacientes con COVID-19.

“Sin embargo el personal de salud del Primer Nivel de atención es a la que más se ha desprotegido con la vacunación, en la UMF 25 de Tuxtla Gutiérrez Chiapas, el día 21 de enero se vacunó solamente a la mitad (30 vacunas que equivale al 10% de los trabajadores) del personal que está en la atención directa de pacientes con síntomas respiratorios en los módulos de atención respiratoria, (donde se atienden casos sospechosos para una posterior confirmación) dejando desprotegidos a la otra mitad y que decir del resto del personal (202 trabajadores sin ser vacunados)”, precisaron en un escrito.

Asimismo, lamentaron que cada vez que plantean sus demandas, tengan que ser reprendidos por las autoridades y les hacen promesas que no se concretan.

“No obstante cada vez que alzamos la voz exigiendo protección en apego a nuestros derechos, recibimos llamadas de atención o amenazas de parte de la máxima autoridad de la Unidad (UMF 25). PARA APACIGUAR LAS AGUAS SE NOS PROMETIÓ VACUNAS PARA TODOS, hasta el día de hoy esa promesa no se ha cumplido”, agregaron.

Sostuvieron que la atención en módulos COVID-19 nunca se ha interrumpido y tampoco en la atención a la derechohabiencia, donde cabe la posibilidad de atención a pacientes que portan coronavirus.

More

Deja un comentario