Samuel Revueltas

 

Un llamado enérgico a respetar la Ley Seca, fue el que hizo el director de Verificaciones y Clausuras del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez, Roberto Mijangos Nucamendi, para evitar concentraciones que deriven en contagios por COVID-19.

Este 31 de diciembre a las 00:00 horas empieza de nueva cuenta en la capital la restricción de venta de alcohol, que concluye el 1 de enero a las 23:59 pm. De nueva cuenta se activa el 3 de enero a las 00:00 horas y termina a las 23:59 pm.

“Esto es con la intención de evitar estacionarnos en establecimientos con venta de bebidas alcohólicas, es decir podrán haber establecimientos que nos vendan alimentos más no bebidas alcohólicas, e invitamos al cumplimiento de ello”, indicó.

El funcionario municipal agregó que la Ley Seca ayuda en evitar las concentraciones. En lugares como antros, a pesar de los protocolos de entrada y la sanitización del sitio, al calor de las copas las personas se acercan y ahí es donde existe riesgo.

En tanto que con la compra de alcohol, se repite el esquema en casa, donde las personas al relajarse se abrazan o se acercan.

Roberto Mijangos agregó que el exhorto aparte de la no venta de alcohol, también se ha hecho a propietarios de salones de fiestas, pues pretenden evitar que se realicen los “afters”, fiestas posteriores a las reuniones familiares.

More

Deja un comentario