in

Cortó cartucho, las encañonó… pero lo desarmaron

En la protesta donde indígenas desplazados del ejido Puebla, Chenalhó, tomaron la caseta Tuxtla-San Cristóbal, dos militares sacaron armas para intimidarlos

Samuel Revueltas

 

El activista Diego Cadenas narró a Alerta Chiapas los momentos de tensión que vivieron indígenas desplazados del ejido Puebla, del municipio de Chenalhó, cuando en un acto de protesta dos militares les sacaron armas y las encañonaron.

El tema del desplazamiento se ha extendido durante más de cuatro años y medio, desde el 26 de mayo de 2016, sin embargo las autoridades no han hecho nada por resolver la problemática.

Por ello, han protestado y seguirán haciéndolo, luego de que un grupo paramilitar, dominado por la ex presidenta de Chenalhó, Rosa Pérez Pérez, los agrediera con armas de fuego, por asuntos de índole político, al negarse votar.

Luego de ese hecho, en donde a este grupo de personas les quemaron sus casas y las echaron, han vivido en casas de campaña y manifestándose para que les resuelvan sus problemas.

Diego Cadenas lamentó que esta agresión sufrida hoy 10 de noviembre se haya suscitado casualmente luego de que elementos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, haya bloqueado la vía y luego la haya liberado, siendo los dos militares los primeros en pasar.

El método al que han recurrido las y los desplazados para sobrevivir ha sido en determinado momento la toma de casetas, hoy lo hicieron, la liberaron y cobraban 50 pesos por paso.

Al momento en que pasaron los militares, las indígenas les pidieron los 50 pesos, “les respondieron: acá están tus 50 pesos, cortó cartucho las encañonó, pero actuaron de inmediato y le jalaron el arma y se la quitaron”.

El activista explicó que tanto al conductor como al copiloto, los desarmaron, los bajaron del vehículo y los entregaron a las autoridades.

Solicitó que la Secretaría General de Gobierno acelere los procesos de conciliación y que se garantice la estancia de las y los desplazados, para que puedan tener un retorno seguro a su comunidad.